viernes 25/9/20

El Banco de España defiende que dio al Popular toda la liquidez de emergencia posible

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, defendió ayer que el organismo otorgó toda la liquidez de emergencia posible al Banco Popular en el marco de su resolución, si bien comentó que el Banco Central Europeo (BCE) no le permite publicar el importe concedido.

Luis María Linde, tras comparecer en la comisión del Congreso | Mariscal (efe)
Luis María Linde, tras comparecer en la comisión del Congreso | Mariscal (efe)

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, defendió ayer que el organismo otorgó toda la liquidez de emergencia posible al Banco Popular en el marco de su resolución, si bien comentó que el Banco Central Europeo (BCE) no le permite publicar el importe concedido.


En su comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, la quiebra de las cajas de ahorros y el rescate, a la que acudía por segunda vez, Linde indicó que el Banco de España actuó aplicando la legalidad “más estricta”, dando “todo lo que podía dar –en referencia a la liquidez de emergencia (ELA)– en función de las garantías aportadas.

El gobernador del Banco de España, no obstante, admitió que el pasado 5 de junio la institución no concedió toda la liquidez solicitada por el Popular dado que la entidad no contaba con las garantías suficientes.

Linde también explicó que para conceder una inyección de liquidez por encima de los 2.000 millones de euros se necesita la preceptiva autorización del Consejo de Gobierno del BCE.

“Como se sobrepasó ese importe, pedí un consejo de gobierno extraordinario para poder ampliar esa cifra, y se amplió, lo que pasa es que no se llegó al importe total de la petición porque el Popular no pudo presentar más garantías. Si el BCE nos autoriza a dar más detalles, se darán con mucho gusto. No tenemos problema en contar esta historia minuto a minuto”, aseguró Linde.

Por otro lado, Linde incidió en que el Banco Central Europeo no da liquidez sin garantías, sin colaterales, porque en caso de que no se pueda devolver el importe solicitado, la pérdida va directamente contra la cuenta de resultados del banco central correspondiente y, en última instancia, contra el Tesoro, “lo que supondría una pérdida monetaria fuera de toda legalidad ya que se habría dispuesto de dinero público”.


Linde, además, señaló que el Banco de España, junto al BCE, siguió la situación de liquidez del Popular “todos los días” desde finales de marzo, a raíz de la salida de depósitos que estaba experimentando la entidad a comienzos de 2017.


Asimismo, Linde reconoció que “quizá” fue una “mala decisión” no inyectar dinero público en el Banco Popular una vez que un informe de Oliver Wyman reveló en 2012 que la entidad tenía necesidades de capital de 3.200 millones de euros.

Tras ese informe, el Banco de España autorizó una solución privada en el Popular, en la que se incluía una ampliación de capital de 2.500 millones de euros, que permitió que la entidad no dispusiese de ayudas públicas.

Comentarios