jueves 02.04.2020

La banca pone en marcha un proyecto para rescatar empresas endeudadas

Las principales entidades españolas –el Santander, el BBVA, Caixabank, Bankia, el Sabadell y el Popular– suscribieron un acuerdo marco que regula la relación que tendrán entre sí en el proyecto .

El Popular es una de las entidades que suscribieron en pacto      archivo ec
El Popular es una de las entidades que suscribieron en pacto archivo ec

Las principales entidades españolas –el Santander, el BBVA, Caixabank, Bankia, el Sabadell y el Popular– suscribieron un acuerdo marco que regula la relación que tendrán entre sí en el proyecto Phoenix, un plan para rescatar empresas viables muy endeudadas, con el fin de garantizar su continuidad.
Las participaciones de las empresas que se incorporen al proyecto provendrán principalmente de la capitalización de la deuda no sostenible de compañías medianas y grandes, viables a medio-largo plazo desde el punto de vista de negocio, pero cuya continuidad se ve amenazada por un elevado nivel de endeudamiento.
Así lo explicaron en un comunicado N+1 y McKinsey & Co, que serán quienes gestionen de forma conjunta las participaciones que se incorporen al proyecto, mediante una sociedad que ambas compañías han constituido a partes iguales.
Esta sociedad contará con un equipo especializado que reportará periódicamente a un Comité de Seguimiento, según añadieron N+1 y McKinsey & Co, que  precisaron que tanto el acuerdo marco como el contrato de gestión firmado por las seis entidades españoles están abiertos a la adhesión de nuevas entidades.
El acuerdo entre el Santander, el BBVA, Caixabank, Bankia, el Sabadell y el Popular se ha alcanzado casi un año después de que se empezara a hablar de este plan, que tiene como objetivo asegurar la continuidad de empresas excesivamente endeudadas, pero viables desde un punto de vista de negocio.
De esta manera, las compañías que se incorporen al proyecto verán reducida su carga financiera, lo que permitirá a sus gestores volver a centrarse en el negocio a medio y largo plazo.
El citado plan prevé además contribuir a salvaguardar a largo plazo el tejido industrial y el empleo en España. El acuerdo, firmado ayer entre las citadas entidades financieras, también regula la creación de un Comité de Seguimiento, integrado por un representante de cada una de las entidades promotoras.
La gran banca española ganó casi 3.800 millones de euros en el primer trimestre de 2015, un 56% más que un año antes.
Los analistas de Renta4 prevén que el beneficio del Santander, que presenta hoy resultados, se eleve por encima de los 1.700 millones de euros, lo que supondría un incremento del 31% respecto al año anterior.
El segundo gran banco español, el BBVA, publicará sus resultados mañana. Según el consenso de mercado consultado, el BBVA obtendrá un beneficio de unos 1.226 millones de euros, una ganancia que de confirmarse sería muy superior a los 624 millones de euros ganados en el primer trimestre del año anterior.

Comentarios