Martes 18.06.2019

Aumentan los demandantes de empleo en Semana Santa de entre 30 y 40 años o de más de 45

La crisis ha provocado que no solo busquen trabajo los jóvenes que acaban de terminar sus estudios

El “motor” de la Semana Santa en Galicia serán los enclaves turísticos tradicionales como Santiago, las Rías Baixas y Ferrol | efe
El “motor” de la Semana Santa en Galicia serán los enclaves turísticos tradicionales como Santiago, las Rías Baixas y Ferrol | efe

El director de Adecco en Galicia, José Oreiro, destacó que la Semana Santa, “antes”, estaba “muy enfocada” a obtener “una primera oportunidad laboral” por parte de jóvenes que acababan de terminar sus estudios, por ejemplo, pero que “ahora” ya “no es solo eso”. “Venimos de donde venimos”, constató, en referencia a las elevadas tasas de paro que se alcanzaron durante la crisis, y de ahí que exista “una amalgama de perfiles”, con demandantes de empleo de entre 30 y 40 años y de más de 45 con distintos niveles de cualificación.


De igual manera, el director de zona de Galicia de Randstad, Rubén Manso, explicó que en este momento es “más importante el perfil que la edad”, pese a que el paro juvenil es más alto y por tanto también son mayores las posibilidades de que los nuevos contratos los firmen personas de menos edad. En este sentido, dijo que “prima la experiencia y la adaptación rápida” al puesto, en un contexto en el que el desempleo afecta en menor medida a los candidatos más cualificados.
La Semana Santa supondrá la creación de en torno a 9.000 empleos en Galicia. En términos relativos, los incrementos son algo inferiores a los del año pasado (un 7 por ciento más), y es que la economía gallega, como la española, ha sufrido una “ralentización” que reconocen los equipos de estas empresas. 


“No está creciendo como a principios de 2018, lo que no quiere decir que hagamos planteamientos fatalistas. Con prudencia, diría que no hay tanta alegría, pero también que empezamos 2019 mejor que acabamos el año pasado”, explicó Oreiro. Mientras Adecco estima que serán 6.755 contratos los que se firmen para Semana Santa, Randstad eleva la cifra a 11.820, y es que cada compañía hace sus pronósticos con base en la información que recibe de sus clientes. En cualquier caso, el incremento porcentual es más similar, del 6,4 y del 7 por ciento, respectivamente.


Teniendo en cuenta que el sector servicios absorberá la amplia mayoría de los nuevos puestos de trabajo estos días, el “motor” de la Semana Santa serán los enclaves turísticos tradicionales como las Rías Baixas, Compostela, A Mariña de Lugo y Ferrol, según Oreiro.
En cualquier caso, “cada vez más”, comenta Manso, despuntan otros atractivos como el turismo termal, con la provincia de Ourense como principal exponente, y la Costa da Morte, como destino final del Camino de Santiago.

Al margen de la duración de los contratos, perfiles como camareros, cocineros y repartidores suelen asociarse con contratos precarios en términos salariales y de horarios. 
Al respecto, los responsables de estas dos empresas de recursos humanos remiten al cumplimiento de los convenios colectivos, si bien Oreiro reconoce que “los empresarios tienen que mejorar las retribuciones para ser más competitivos”.

Comentarios