miércoles 16.10.2019

La AP-9 consiguió el año pasado su mejor dato de tráfico desde 2011

Audasa presentó en el último ejercicio unos ingresos de 144 millones de euros, lo que supone un 2,4% más

El récord de tráfico anual en la autopista se registró en 2007, con una intensidad media diaria de 24.902 vehículos | aec
El récord de tráfico anual en la autopista se registró en 2007, con una intensidad media diaria de 24.902 vehículos | aec

La concesionaria de la autopista AP-9 alcanzó en 2018 su mejor dato de tráfico en siete años y sumó su quinto año consecutivo de crecimiento, aunque todavía está un 15 por ciento por debajo del récord histórico de 2007.
En concreto, Audasa (Autopistas del Atlántico), del grupo Itínere, que gestiona otras autopistas en España, experimentó un incremento del tráfico de la AP-9 del 1,9% en relación con 2017, y acumula un aumento del 16% en los últimos seis años.


La concesionaria de la autopista AP-9 gestiona 219,6 kilómetros con una intensidad media diaria de tráfico de 21.202 vehículos en 2018, entre Tui y Ferrol.


El incremento de la intensidad media diaria constata, a juicio de la concesionaria, “el cambio de ciclo económico”, si bien reconoce que el número de vehículos aún no ha recuperado los niveles precrisis de 2007 y 2008.
El récord de tráfico anual en la autopista está registrado en 2007, con una intensidad de 24.902, un 14,8 por ciento superior a la contabilizada en 2018.


Autopistas del Atlántico presentó en el último ejercicio unos ingresos de 144 millones de euros (+2,4%) y un beneficio neto de 40,7 millones (-7,4%). La reducción del beneficio se produce, según explicó, por el aumento de las amortizaciones por la inversión de 281 millones de euros realizada para la ampliación de la AP-9 en los accesos a Vigo (incluida la ampliación del puente de Rande) y de la circunvalación de Santiago.
La compañía destacó una inversión medioambiental de 1,36 millones para la mejora de su impacto paisajístico y el cuidado de las zonas anexas al vial.

Peajes
El peaje medio de la AP-9 se situó en 2018 en 0,1242 euros por kilómetro, aseguró que “ligeramente por debajo de la media española de autopistas estatales (0,1244 euros por kilómetro)”.


De acuerdo con los datos de la concesionaria, el 92% del tráfico de la AP-9 son vehículos ligeros con un peaje de 0,1087 euros por kilómetro, “también por debajo de la media española en 2018 (0,1144 euros por kilómetro)”.
“Tras varios años con precios por debajo del promedio estatal, la previsión de la compañía para 2019 es situarse en la media española en tarifas de peaje”, indicó.


De los 144,1 millones de euros en ingresos por peaje, un 75% proceden de medios de pago electrónico y solo un 21% de tarifa abonada en efectivo.


El mayor crecimiento se registra en el pago con dispositivos de telepeaje, con una penetración del 57% y un crecimiento del 9,2% en 2018. El pago con tarjetas aumenta en un 5,8%, mientras que el pago en efectivo se reduce en un 8,1%. Mientras, Audasa señaló que la mayor caída de ingresos (-28,4%) se produce en la partida de peaje en sombra (tramos Vigo-O Morrazo y A Coruña-A Barcala) y lo atribuye a la reducción de la aportación de la administración que ha recurrido judicialmente.

Las bonificaciones y descuentos aplicados por Audasa en la AP-9 para fidelización de clientes crecen un 10%, hasta los 9,8 millones de euros. Al respecto, resaltó que la autopista del Atlántico está “entre las cuatro autopistas de largo recorrido que supera los 20.000 vehículos por día”.


A cierre de 2018, la plantilla de Autopistas del Atlántico en Galicia es de 209 profesionales, a los que se añaden 70 empleados de servicios de subcontratas.

Comentarios