Los aeropuertos gallegos se enfrentan a la amenaza de una movilización de los vigilantes

El aeropuerto de Alvedro podría ser escenario de movilizaciones del personal de seguridad | quintana

La Unión Sindical Obrera (USO) aseguró ayer que prepara movilizaciones en los tres aeropuertos gallegos –A Coruña, Santiago y Vigo–, en las que incluirán a personal de Renfe y Adif, para exigir las mejoras prometidas para el personal de seguridad, algo que, afirma, se está “incumpliendo”.

La Unión Sindical Obrera (USO) aseguró ayer que prepara movilizaciones en los tres aeropuertos gallegos –A Coruña, Santiago y Vigo–, en las que incluirán a personal de Renfe y Adif, para exigir las mejoras prometidas para el personal de seguridad, algo que, afirma, se está “incumpliendo”.
El sindicato recordó que, a raíz de la huelga de vigilantes de seguridad en el Aeropuerto de El Prat (Barcelona) el pasado año, los ministerios de Fomento, Interior y Empleo acordaron con UGT, CCOO y empresarios la implementación de pluses para el personal de seguridad privada en todo el Estado.
Además, tal y como apuntó el secretario de Organización de USO, Iván Blanco, este convenio recogía también “mejoras para determinados servicios” como los de Renfe y Adif. Todo ello, criticó, “está quedando en papel mojado”. En este sentido, Blanco acusa a UGT y CCOO de “engañar” al sector de la seguridad privada y de “hipotecarse de nuevo con el Gobierno de turno” al firmar un acuerdo “del que (ambas organizaciones) eran conscientes de las dificultades” de su aplicación.  
Así, la amenaza de una nueva movilización de los vigilantes de seguridad en plena temporada alta sobrevuela los aeropuertos españoles un año después del conflicto protagonizado en El Prat por los trabajadores de Eulen.
De momento, están llamados a la huelga, desde el próximo viernes hasta el 3 de septiembre, entre las 05.00 y 14.00 horas, los vigilantes de seguridad de Ilunion Seguridad que prestan sus servicios en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. 
El conflicto de El Prat se resolvió con un laudo arbitral cuyas medidas, entre ellas el cobro de complementos salariales, fueron acordadas también por el grupo de trabajo sobre la seguridad privada en las infraestructuras de transporte de competencia estatal, en el que participó Fomento. 
Esas medidas fueron incluidas posteriormente en el nuevo convenio colectivo del sector y en los pliegos de licitaciones de los nuevos contratos de servicios de seguridad de AENA adjudicados este año. 
Alternativa Sindical ha denunciado ahora que Ilunion incumple las mejoras acordadas y que también lo hacen otras empresas concesionarias, por lo que no descarta que las movilizaciones se extiendan a otros aeropuertos.
En paralelo a la convocatoria de huelga, otro sindicato, USO, ha planteado un conflicto colectivo ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) para reclamar el pago de los pluses como paso previo a la presentación de una denuncia ante la Audiencia Nacional. 
Dado que los vigilantes aún no han recibido los pluses correspondientes, USO ha decidido aclarar la cuestión en el acto de mediación o solicitar una nueva reunión de la mesa en la que se llegó al acuerdo, en la que participó Fomento. l