domingo 25/10/20

Los acusados denuncian que sus tarjetas black fueron clonadas y se cargaron gastos inexistentes

Los miembros de la Comisión de Control de Caja Madrid Javier de Miguel Sánchez, Ángel Eugenio del Pulgar y Juan Gómez Castañeda se sumaron al rechazo que la totalidad de los acusados que han declarado hasta el momento por las tarjetas black han hecho contra el documento de Bankia en el que se desglosa todos los gastos que efectuaron argumentando que sus tarjetas fueron clonadas y que se cargaron compras que “jamás” hicieron.

El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato, a su salida de la Audiencia Nacional	sergio pérez
El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato, a su salida de la Audiencia Nacional sergio pérez

Los miembros de la Comisión de Control de Caja Madrid Javier de Miguel Sánchez, Ángel Eugenio del Pulgar y Juan Gómez Castañeda se sumaron al rechazo que la totalidad de los acusados que han declarado hasta el momento por las tarjetas black han hecho contra el documento de Bankia en el que se desglosa todos los gastos que efectuaron argumentando que sus tarjetas fueron clonadas y que se cargaron compras que “jamás” hicieron.
Durante la sexta sesión de juicio en la que el tribunal dirime si los 65 ex altos cargos y directivos de las entidades hicieron o no un uso indebido de las black, los tres acusados se negaron a reconocer la prueba pericial aportada por la entidad nacionalizada asegurando que les “repugna” o que se debería hacerle una “enmienda a la totalidad”. En esos términos se expresó Juan Gómez Castañeda, secretario de la Comisión de Control de Caja Madrid y que cargó 128.151 euros a su plástico –para el que la Fiscalía pide una pena de dos años y seis meses de prisión–, quien denunció que se trata de un documento no creíble elaborado por Bankia, de la que se desvincula.
Javier de Miguel Sánchez, por su parte, aprovechó su turno de palabra para denunciar que este escándalo provocó que fuera despedido de su empresa, por ser un “apestado de las ‘black’”. Sánchez se valió de un desglose de gastos de gasolina para desacreditar la hoja Excel de Bankia y que suma un total de 12,5 millones de euros en gastos comprendidos entre 2003 y 2012.
En concreto, dijo que el documento refleja gastos en gasolina con un importe de cada pago de 46,8 euros, lo cual implica, según dijo, una compra total de 18.000 litros de gasolina, que dividida por las veces que repostó su utilitario personal da como resultado que podría haber dado la vuelta al mundo 7,9 veces.

Comentarios