domingo 18.08.2019

Abanca repartirá 61 millones de euros como dividendo a cuenta de los beneficios de 2017

Abanca anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que procederá al pago de 61.181.000 euros en concepto de dividendo a cuenta. Este abono, que fue acordado en el consejo de administración de la compañía celebrado ayer, se deriva de los beneficios obtenidos por la entidad financiera gallega durante el ejercicio 2017.

El valor del dividendo a cuenta será de 0,0273 euros brutos por acción | archivo ec
El valor del dividendo a cuenta será de 0,0273 euros brutos por acción | archivo ec

Abanca anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que procederá al pago de 61.181.000 euros en concepto de dividendo a cuenta. Este abono, que fue acordado en el consejo de administración de la compañía celebrado ayer, se deriva de los beneficios obtenidos por la entidad financiera gallega durante el ejercicio 2017.

La entidad estima que el valor del dividendo a cuenta, a los accionistas que lo fuesen a las 23.59 horas de ayer, será de 0,0273 euros brutos por acción, descontada la autocartera.

El pago efectivo se realizará el próximo viernes, sujeto a la retención fiscal (19 por ciento) que legalmente proceda sobre el importe bruto, en su caso.

Notificación
El pago de dividendo a cuenta también fue notificado a la Sociedad Ahorro Corporación Financiera, entidad encargada de llevar la contabilidad de la compañía y nombrada entidad agente de pagos del dividendo.

El vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, se adjudicó el 88,33 por ciento del capital de Novagalicia Banco (NCG) –resultado de la fusión y bancarización de las antiguas cajas de ahorro– por 1.003 millones de euros en diciembre de 2013.

Desde entonces, ya con Abanca, la entidad aprobó dividendos tanto en 2016 como en 2017 por un valor próximo a 300 millones. Abanca obtuvo en 2016 un beneficio neto de 333,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,1% respecto a 2015.
La entidad valora como “buena” la evolución en las principales líneas del negocio, con crecimientos de un 3,8% del crédito –focalizado en el circulante a empresas y autónomos– y de un 4,5% de captación de recursos de clientes. También sobresale, a su juicio, el “dinamismo” en la comercialización de productos y servicios de valor añadido, que crecieron un 12%. Mantiene su “fortaleza” en términos de solvencia, con una ratio de capital CET 1 del 14,7 por ciento.

Comentarios