martes 07.07.2020

Abanca permitirá posponer las cuotas de las hipotecas hasta un año

La medida no supondrá un coste para el usuario y ha sido pensada para paliar los efectos de la crisis del Covid-19
Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca | cabalar (efe)
Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca | cabalar (efe)

Abanca ha ampliado los supuestos de la moratoria financiera para incrementar la protección de los clientes particulares ante las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, por lo que un número mayor de clientes podrán aplazar sin coste las cuotas del principal de sus productos financieros.

Esta moratoria permitirá el aplazamiento de las cuotas de capital hasta doce meses en el caso de las hipotecas y hasta seis meses en el resto de casos. La entidad comenzará a recibir y tramitar las solicitudes de los particulares mañana, día 20, y los beneficiarios de esta ampliación serán las personas físicas –incluidos autónomos– titulares de operaciones hipotecarias y personales.

Desempleo o ERTE
No obstante, para acogerse a esta posibilidad, los clientes tendrán que haberse visto afectados económicamente por pasar a situación de desempleo, verse afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), enfrentarse a un cese o reducción de su actividad económica u otras circunstancias equivalentes.

Estas solicitudes podrán presentarse a través de la web del banco o por correo electrónico dirigido a una oficina de la entidad financiera. El plazo máximo para responder a estas será de 30 días. 

Esta moratoria forma parte de la batería de actuaciones de Abanca en el marco de la emergencia sanitaria, al igual que la movilización de 8.300 millones a través del Plan Anticipar y del anticipo de pensiones para 400.000 clientes.

Por otra parte, la entidad financiera también ha donado estos días 20.000 mascarillas que se han distribuido en todas las residencias de mayores de Galicia, según informó la empresa en un comunicado.

Para la confección, un equipo de personas voluntarios compuesto por docentes, personal de administración y servicios y exalumnos del Colegio Hogar, junto con voluntarios de la Obra Social de Abanca, se han organizado en diferentes grupos.

Además, una red de 49 costureras voluntarias se encarga, en sus domicilios, de los remates de cosido de las mascarillas. Abanca quiere contribuir, de esta manera, a garantizar la protección de la ciudadanía.

Comentarios