viernes 23/10/20

El 54% de los tributarios cree que los impuestos son un grave perjuicio

El 53,9% de los contribuyentes en España considera como “grave” el perjuicio que los impuestos le ocasionan a su economía personal o familiar, mientras que el 35,8% ve que ese daño es “moderado y asumible”. Solo el 10,3%  se muestra satisfecho y no percibe sufrir perjuicio alguno.

Imagen de la presentación de la campaña de la Agencia Tributaria	emilio naranjo
Imagen de la presentación de la campaña de la Agencia Tributaria emilio naranjo

El 53,9% de los contribuyentes en España considera como “grave” el perjuicio que los impuestos le ocasionan a su economía personal o familiar, mientras que el 35,8% ve que ese daño es “moderado y asumible”. Solo el 10,3%  se muestra satisfecho y no percibe sufrir perjuicio alguno.
Así se desprende de la primera edición del Barómetro de Percepción de la Fiscalidad elaborado por la Unión de Contribuyentes (UC), cuyo objetivo es conocer la opinión de los contribuyentes sobre el esfuerzo fiscal de los ciudadanos y de las empresas, su grado de satisfacción o insatisfacción con su propia carga tributaria, su visión general de los impuestos y de cada uno de ellos en particular, y su opinión sobre el trato recibido de la Hacienda pública. 
El informe muestra que los contribuyentes son conscientes de que la carga tributaria española es “muy elevada” y el 81,5% percibe que los impuestos han ido aumentando a lo largo de los diez últimos años.
En concreto, el 79,2% de los contribuyentes opina que los impuestos que paga el ciudadano son “demasiado altos”. Por su parte, el 17,1% los ve “correctos” y solo un 3,7% los considera “demasiado bajos”.
En el primer caso, el porcentaje baja hasta los 75,9% entre los asalariados y emprendedores y al 62,7% entre los que ocupan cargos en el funcionariado y son empleados públicos.

trabajo
Los contribuyentes rechazan sobre todo los impuestos que gravan el trabajo, tanto el asalariado como por el que se realiza por cuenta ajena, seguidos por los impuestos que son indirectos, entre ellos especialmente los que vienen por el consumo de la energía y los combustibles. Por el contrario, el impuesto que menor rechazo genera es el de Sociedades.
Respecto al IVA, es percibido como “excesivo” o “muy alto” por cerca del 90% de los contribuyentes, al tiempo que el IRPF es visto como “excesivo” por el 60,6%.
Asimismo, los contribuyentes prefieren unos impuestos bajos para favorecer la creación de riqueza y empleo, antes que unos impuestos altos para redistribuirla.
Por otra parte, el trato que la Hacienda Pública dispensa al contribuyente recibe una fuerte crítica, que se ve considerablemente atenuada en el caso de las haciendas forales, y especialmente en la de Álava. 

trato desconsiderado
El 78,2% de los encuestados considera “desconsiderado, arrogante y exigente” dicho trato, frente a un 16,4% que lo ve “medio, neutro” y un 5,5% “considerado, amable y conciliador”. Sin embargo, los resultados de las haciendas forales son considerablemente mejores, ya que la opción más crítica solo la sostiene el 20% de los alaveses, el 33,3% de los navarros, el 46,7% de los vizcaínos y el 58,3% de los guipuzcoanos.
De esta forma, prácticamente se da un empate entre los contribuyentes que perciben positivamente el trato de las haciendas forales y quienes lo aprecian negativamente.
Destaca también la conformidad de los contribuyentes navarros y alaveses con sus haciendas forales, y también el hecho de que los guipuzcoanos sean tres veces más críticos con su diputación que los alaveses.

Comentarios