Jueves 20.06.2019

Vulnerable a domicilio

El cuadro deportivista luce los peores registros como visitante en sus tres últimas participaciones en Segunda División; los blanquiazules ni siquiera suman la mitad de los puntos lejos de Riazor

El conjunto coruñés no vence lejos de Riazor desde el pasado 30 de septiembre, cuando se impuso al Nàstic en Tarragona (1-3)  | aec
El conjunto coruñés no vence lejos de Riazor desde el pasado 30 de septiembre, cuando se impuso al Nàstic en Tarragona (1-3) | aec

El Deportivo cerrará el sábado la primera vuelta de LaLiga 1/2/3 lejos de Riazor, precisamente su talón de Aquiles esta temporada, ya que los blanquiazules tan solo han sido capaces de sumar el 40 % de los puntos que han disputado a domicilio.


Con doce puntos de los 30 que ha jugado fuera de su estadio hasta el momento, la escuadra herculina luce los peores registros como visitante en sus tres últimas participaciones en Segunda División.


Tanto en la temporada 2013-14, con Fernando Vázquez al frente del banquillo coruñés, como en la campaña 2011-12, en la que José Luis Oltra dirigió a la escuadra herculina, los deportivistas cerraron la primera vuelta de la Liga con mejores números de los que reflejan en el presente curso.

En ambas ocasiones, el Depor disputó diez encuentros lejos de Riazor cuando la competición alcanzó el ecuador, mientras que esta temporada sellará la primera mitad del campeonato con once partidos a domicilio, lo que significa que los pupilos de Natxo afrontarán una cita más como locales en la segunda vuelta.

‘Garantía Vázquez’
Con Fernando Vázquez, el Depor explotó al máximo sus virtudes lejos de Riazor. De hecho, el buen rendimiento a domicilio fue la clave del ascenso a Primera en la campaña 2013-14, ya que aquel equipo sumó más puntos como visitante que como local.

Los herculinos cerraron la primera vuelta de la Liga con 19 puntos de 30 posibles, lo que significa que se enfundaron el 63,33 % de los que disputaron lejos de su feudo.
Dos campañas antes, con José Luis Oltra como ‘director de la orquesta’, la filosofía fue bien distinta, pero aun así los números como visitante fueron mejores a los que exhibe el Depor actual.


Aquel bloque basó su regreso a la categoría de oro en su fortaleza en Riazor, donde el equipo coruñés se mostró prácticamente inexpugnable. Fuera de casa, por el contrario, lució unos registros bastante discretos, ya que consiguió el 46,66 % de los puntos en juego en la primera vuelta.

Comentarios