miércoles 20/1/21

Vázquez VS anquela

El diagnóstico de lo que le está pasando al equipo es múltiple y variable”

El preparador deportivista se mostró inquieto por el bajón, pero confía en el ascenso a Primera

Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, se ha mostrado preocupado por el bajón del equipo coruñés en la recta final de la temporada. “El diagnóstico de lo que le está pasando al equipo es múltiple y variado, es posible que no estemos en el mejor momento en cuanto al estado de forma porque inciden muchos aspectos, no solo el físico, estamos pasando muchos problemas y hay que resolverlos. Dependemos de nosotros y tenemos un partido el próximo sábado que es definitivo para ir de una vez a Primera”, comentó el preparador blanquiazul justo antes de conocer que el Recreativo completaba la remontada en Las Palmas.
La temporada se hace larga para el conjunto coruñés. “Hay cosas que pasan en el inconsciente de los futbolistas. Hace más de un mes lo veíamos todo hecho, pero en el vestuario y cuando hablamos del partido solo hablamos de ganar”, declaró.
La presión que había en el momento de su comparecencia, se rebajó después por el traspié de Las Palmas, que dejó al Depor a un punto del ascenso. “Cada día hay más presión. Los jugadores quieren ganar partidos, ven que la clasificación se acorta y, a menos distancia, más presión. Espero que salgamos con ciertas garantías para resolver el partido ante el Jaén”, expuso.
El de Castrofeito explicó que la lesión de Wilk tumbó sus planes en Soria. “Tenía una idea que no pude realizar por la lesión de Wilk. De repente, introduzco a Bryan, que no hubiera pasado si no hubiera ocurrido esa situación. Salimos mal, el ritmo del rival era superior al nuestro, sufrimos la expulsión y el equipo estuvo bien hasta el 2-1”, manifestó el entrenador.
Con los cambios de la segunda parte, el técnico intentó “dar un poco fuerza al medio del campo para recuperar balones y hacer alguna contra. Y alguna hicimos, pero sin capacidad de hacer gol”, admitió.
A pesar de todos los contratiempos, de la serie de cinco encuentros sin ganar que encadena, el preparador deportivista se mostró optimista respecto al ascenso. “Confío en mi equipo y en que la gente nos ayude a superar este mal momento que estamos teniendo precisamente al final de la temporada”, comentó.

“No era normal lo que pasaba”

El técnico del Numancia admite que por fin pueden respirar

El entrenador del Numancia, José Antonio Anquela reconoció ayer la dificultad del triunfo logrado ante el Deportivo, a la vez que respiró tranquilo por asegurar la permanencia en la categoría de plata.
“Nos ha costado sufrimiento y la misma vida, porque el fútbol venía a por nosotros porque no era normal lo que nos pasaba, siendo mejores que el rival. Hoy (por ayer) hemos conseguido matemáticamente quedarnos en  Segunda División y vamos a disfrutarlo un par de días y luego a competir, porque no vamos a dejar de hacerlo”, manifestó el técnico del cuadro soriano, quien añadió que sus futbolistas jugaron mejor cuando consiguieron dejar a un lado las presiones.
“Cuando te liberas de tensiones juegas mejor, el fútbol hay que disfrutarlo y solo lo sufríamos, hemos hecho un buen partido ante un buen rival e hicimos méritos para ganarlo, a ver si acabamos el año bien”, aseguró Anquela.
“El equipo siempre ha peleado y ha trabajado, hemos dejado de jugar bien dos partidos, aquí, en casa, contra el Mirandes y el Alcorcón e incluso esos dos encuentros no debimos de perderlos, pero ya se sabe que en el fútbol los números son la única verdad. En cuanto a las sensaciones y la forma de actuar del equipo no podía pedir más a los jugadores”, añadió.
El preparador reconoció que los nervios se apoderaron del vestuario rojillo en los últimos meses debido a que los resultados no llegaban y el Numancia se hundía cada vez más en la clasificación.
“El miedo no es fácil de quitar, pero estos chavales trabajan. Los números nos estaban maltratando”, sentenció el estratega del equipo castellano.

Comentarios