domingo 20/9/20

El Valencia, cerca de su peor marca de goles recibidos

El Valencia, que ha recibido 51 goles en las veintiocho jornadas de Liga ya disputadas, avanza hacia el peor registro defensivo de su historia en Primera División, del que se encuentra a once tantos cuando faltan diez partidos para el final del torneo.

Griezmann festeja un tanto ante la desesperación de los valencianistas Alves y Gayá	javier barbancho
Griezmann festeja un tanto ante la desesperación de los valencianistas Alves y Gayá javier barbancho



El Valencia, que ha recibido 51 goles en las veintiocho jornadas de Liga ya disputadas, avanza hacia el peor registro defensivo de su historia en Primera División, del que se encuentra a once tantos cuando faltan diez partidos para el final del torneo.

Tras la derrota por 4-2 en el Camp Nou ante el Barcelona el pasado domingo, el Valencia ha recibido una media de 1,8 goles por encuentro y de continuar en esta línea finalizará el campeonato con 69 goles en contra.

Si es así, esta cifra superará holgadamente el peor registro defensivo en la historia del club, cifrado en los 62 goles recibidos tanto en la campaña 85-86 como en la 2007-2008.

En 1986 el Valencia lo sufrió en un campeonato de 34 jornadas en el que el descendió a Segunda División y en 2008 en un torneo en el que evitó el descenso en el tramo final del campeonato tras la primera llegada del actual técnico, Salvador González ‘Voro’, a su banquillo.

Juez del descenso y europa
El Valencia afronta las diez últimas jornadas de la Liga con el objetivo de asegurar la permanencia y para ello cuenta con un colchón de nueve puntos, por lo que la incidencia de sus duelos puede repercutir más en sus rivales, que se juegan la clasificación europea o la permanencia.

El club valenciano tiene, salvo una gran crisis de resultados en el tramo final del campeonato, la permanencia casi asegurada.

En estos momentos, el equipo se encuentra a dieciocho puntos del sexto clasificado y a catorce del séptimo, posición que también podría dar opción a jugar en Europa en función del resultado de la final de Copa entre Barcelona y Alavés.

Así, el Valencia puede ser juez de la lucha tanto por las plazas europeas como por la permanencia, ya que de los diez rivales a los que se ha de medir todavía, cuatro se encuentran entre los seis primeros clasificados y otros cuatro entre los seis últimos.

Comentarios