miércoles 25/11/20

Urge taponar la herida

Después de tres derrotas consecutivas en la Liga e instalado en puestos de descenso, el Deportivo rinde visita a un Sporting de Gijón también necesitado con la obligación de puntuar y salir de su crisis
El Deportivo perdió de manera injusta por 0-1 ante el Albacete en la cuarta jornada de Liga | j. alborés
El Deportivo perdió de manera injusta por 0-1 ante el Albacete en la cuarta jornada de Liga | j. alborés

El RC Deportivo, instalado provisionalmente en puestos de descenso tras la disputa de las cuatro primeras jornadas de Liga, tiene la oportunidad de reflotar la nave esta noche en el estadio de El Molinón frente a otro candidato al ascenso que ha abierto el telón de la temporada con dudas como el Sporting de Gijón.

Los pupilos de Juan Antonio Anquela han encadenado tres encuentros consecutivos con derrota, ante Huesca (3-1), Rayo Vallecano (3-1) y Albacete (0-1).

A pesar de que el juego del equipo ha experimentado una ligera mejoría respecto al duelo de El Alcoraz, los puntos se han esfumado y en el casillero blanquiazul tan solo figuran los tres conquistados en el estreno frente al Oviedo.

Los coruñeses, con un técnico que comienza a ser cuestionado por un amplio sector de la grada, han encajado nueve dianas en cuatro encuentros, un promedio estratosférico para una escuadra que aspira a mantenerse en la aristocracia de la categoría de plata.

El RC Deportivo arrastra para este envite con reminiscencias de derbi cuatro importantes bajas por lesión: Michele Somma —esguince de rodilla—, Peru Nolaskoain —recuperándose de una apendicitis—, Borja Valle —contusión en el quinto metatarsiano del pie— y Samuele Longo —rotura fibrilar—.

Sin embargo para este duelo la entidad de la Plaza de Pontevedra recupera a Gaku Shibasaki, después de haber estado concentrado con la selección japonesa para la disputa de dos encuentros.

Con la necesidad imperiosa de puntuar, si es posible de tres en tres, el Depor podría introducir cambios en su formación inicial en un estadio como El Molinón, al que parece tenerle cogida la medida en el pasado más reciente.

Siempre con Dani Giménez bajo palos —habrá duelo de metas vigueses, con Mariño en el marco local—, el eje central de la retaguardia le corresponderá al griego Lampropoulos y al joven Montero; ambos estarán flanqueados por Salva Ruiz en la izquierda y Eneko Bóveda o David Simón en la derecha.

La destrucción en la medular será labor de Álex Bergantiños en un duelo especial para el de la Sagrada Familia —militó hace dos cursos en el club gijonés—, mientras que la creación será para Gaku o Vicente Gómez, algo más descansado que el internacional nipón.

Por delante de esta dupla, Anquela alineará a una línea de ‘trescuartistas’ integrada por Aketxe como mediapunta, con Borja Galán en el carril diestro y Mollejo en el siniestro.

En punta el técnico podría recompensar a Christian Santos con su primera titularidad; el máximo goleador del Depor 19-20, con dos dianas, ha marcado en las dos veces en la que concursado en El Molinón.

La última de ellas, el pasado ejercicio, en el que el Deportivo se impuso por un vital resultado de 1-2.
En el banquillo de la suplencia, el preparador deportivista se reservará a hombres de marcada vocación ofensiva como Mamadou Koné, Sasa Jovanovic o el canterano David Sánchez, que está ofreciendo unas gratas sensaciones en el día a día de Abegondo.

Enfrente, el Deportivo se topará con un Sporting de Gijón que solo ha sumado cinco puntos sobre doce posibles y que ha tenido que sobrellevar tres expulsiones en las cuatro primeras jornadas.
Los de José Alberto contarán con la baja por sanción de Pedro Díaz, una ausencia que podría afilar el dibujo táctico del míster ovetense.

En medio de un gran ambiente en las gradas de El Molinón, donde se espera una afluencia de espectadores cercana a los 25 millares, con 300 hinchas del Deportivo que respaldarán a su equipo.
El mal horario fijado para el partido y el discreto arranque de temporada de los blanquiazules ha diezmado la pasión del deportivismo.

Comentarios