Domingo 16.06.2019

Un registro de otra época

El Deportivo alcanza la jornada 18 de la Liga con una sola derrota por segunda vez en su historia; la anterior ocasión fue en la temporada 1996-1997, en Primera División, con Rivaldo como estrella.

El brasileño Rivaldo lideró al Deportivo en la Liga 1996-97; a estas alturas de curso, los coruñeses eran terceros en la categoría de oro, tras el Real Madrid y el Barcelona  | pedro puig
El brasileño Rivaldo lideró al Deportivo en la Liga 1996-97; a estas alturas de curso, los coruñeses eran terceros en la categoría de oro, tras el Real Madrid y el Barcelona | pedro puig

El Deportivo de Natxo González transita con paso firme hacia su retorno a Primera División, hasta el punto de que la escuadra blanquiazul ha alcanzado la decimoctava jornada de la Liga con una sola derrota por segunda vez en su historia.

El equipo coruñés, que en el fútbol profesional nunca ha completado los primeros dieciocho partidos de la competición sin perder ningún partido, emula este curso su mejor registro, conseguido en la campaña 1996-97, con un solo tropiezo a estas alturas del campeonato.

En aquella ocasión, con una Copa del Rey y una Supercopa en sus vitrinas y dos subcampeonatos en las Ligas 93-94 y 94-95, la escuadra coruñesa se había acostumbrado a tutear a Barça y Madrid y jugar competiciones europeas. Los blanquiazules se encontraban en plena transición entre el Superdepor y el Depor de Irureta.

El técnico galés John Benjamin Toshack dirigía una plantilla que en el verano del 96 se había reforzado con Rivaldo, por el que el club pagó 1.000 millones de pesetas (seis millones de euros) al Palmeiras. La operación se concretó con regate incluido al Barça, al que Lendoiro hizo creer que el objetivo de la entidad blanquiazul era Giovanni Silva en lugar de ‘Rivo’, lo que provocó que los azulgranas se apresuraran en fichar al segundo por la misma cantidad de dinero, dejando vía libre al Deportivo para que se hiciera con la contratación del astro brasileño.

Rivaldo, que finalizó el campeonato liguero con 21 goles, y Corentin Martins, que anotó 13, lideraron el ataque del conjunto coruñés, que arrancó el curso como un tiro.

Tras la decimoctava jornada, los blanquiazules ocupaban la tercera posición de la Liga con 37 puntos, a cinco del Real Madrid de Fabio Capello, y con tres puntos menos que el Barcelona de Bobby Robson.

El Depor sumaba diez victorias, siete empates y una sola derrota a esas alturas de competición —los ‘culés’ fueron los únicos capaces de vencer a los coruñeses (0-1)—.

Las cosas se torcieron al poco tiempo. El equipo sufrió su segundo tropiezo tres partidos después, en Extremadura (1-0), y tras la vigésimo tercera jornada, con el 2-2 ante el Celta en Riazor y la ‘peineta’ de Toshack a la afición blanquiazul, Lendoiro destituyó al galés y puso en su lugar a Carlos Alberto Silva. Los deportivistas acabaron el curso cuartos, con 77 puntos en 42 partidos, a quince del Madrid, que ganó aquel campeonato, trece del Barça y empatados a puntos con el Betis, que finalizó con mejor diferencia de goles.

Comentarios