jueves 19.09.2019

Un pulso sin cadenas

La selección española ha encontrado en la baja de la alemana Marozsan una invitación irrechazable para lanzarse con determinación a por el primer puesto

 

Un pulso sin cadenas

Hace no mucho, un embate cuerpo a cuerpo ante la selección alemana podía terminar con La Roja en estado de tiritona, con su ánimo achatado y un saco de goles en contra. Con un 5-0, de hecho, cargó la escuadra española hace siete años en la localidad de Mannheim. Quizás no necesitaba convencerse de que debía ser valiente, pero la selección española ha encontrado en la baja de Dzsenifer Marozsan una invitación irrechazable para lanzarse con determinación a por el liderato del Grupo B.

La talentosa jugadora del Olympique de Lyon, campeona de todo salvo del Balón de Oro, deberá renunciar a la partida de esta tarde en el Stade du Hainaut tras fracturarse un dedo del pie derecho. Avista así La Roja su segundo compromiso en el Campeonato del Mundo de Francia con un horizonte cristalino.

Su lesión obligará a Sara Däbritz, Melanie Leupolz y Alexandra Popp a ser más protagonistas, si bien las armas del bando alemán son también la velocidad de Svenja Huth y Lea Schueller y las incorporaciones de Giulia Gwinn y Carolin Simon.

Mientras que Voss-Tecklenburg expuso que ‘Dzseni’ es insustituible, Vilda tiene la certeza de que su Plan B es válido.

Lucía García y Aitana Bonmatí se atrevieron a cuestionar en el estreno la jerarquía de Amanda Sampedro y Vicky Losada. Llaman también Patri Guijarro y Nahikari García a las puertas de la titularidad para suerte del cuerpo técnico y es que las benjaminas fueron las que contagiaron su animosidad y entusiasmo al resto.

Ellas rompieron las cadenas del miedo y liberadas apuntan todas al embate ante la selección de Alemania. Los octavos de final son la meta más cercana para un equipo que se dejó los complejos en Le Havre y lo quiere todo en Valenciennes.

Comentarios