martes 07.07.2020

Un hilo de esperanza

Vicente y Carlos comienzan la semana con el grupo y el canario podría intentar estar a tiempo para el partido con el Málaga; Mosquera arranca al margen, pero toca balón

El canario Vicente Gómez completó las tareas con el grupo y se probará esta semana para ver si puede jugar en Málaga  | javier alborés
El canario Vicente Gómez completó las tareas con el grupo y se probará esta semana para ver si puede jugar en Málaga | javier alborés

Vicente Gómez y Carlos Fernández arrancaron ayer la semana de entrenamiento con el grupo y el canario podría intentar llegar a tiempo para el partido de Málaga, mientras que Pedro Mosquera se ejercitó al margen y parece que tendrá más complicado recuperarse a tiempo para el compromiso en La Rosaleda.


El centro del campo es la zona que más preocupa a Natxo González de cara al que es uno de los partidos más importantes de la temporada. El Depor visita el domingo al segundo clasificado con la necesidad de una victoria o, al menos, con la obligación de no perder, ya que un triunfo malacitano abriría una brecha de cuatro puntos entre el equipo que dirige Juan Ramón López Muñiz y la escuadra coruñesa.


En la zona ancha, el técnico blanquiazul en principio debería contar con el ‘refuerzo’ de Pedro Sánchez, quien ya entró en la convocatoria ante el Nàstic, aunque no disputó ni un solo minuto, tras dos meses de ausencia por lesión.
Además, el estratega vitoriano está pendiente de la evolución de Vicente Gómez, Pedro Mosquera y Krohn-Dehli.
Quien parece tener más opciones de recuperarse a tiempo para el encuentro del domingo es el futbolista canario. El jugador procedente de la UD Las Palmas se ejercitó ayer con el grupo por primera vez desde que sufrió el esguince en la articulación tarsometatarsiana de su pie derecho. Dolencia que le ha impedido disputar las tres últimas jornadas del campeonato liguero.

Aunque no será fácil que esté listo para el duelo con el Málaga y ni los médicos ni el cuerpo técnico quieren asumir riesgos después de las últimas recaídas de varios jugadores, el jugador se probará durante la semana e intentará llegar al partido si se ve en perfectas condiciones.


Carlos Fernández también trabajó ayer con el grupo, en la vuelta del Deportivo a los entrenamientos tras dos días de descanso. El delantero sevillano completó la sesión sin problemas, pero su inclusión en la convocatoria para el duelo de La Rosaleda parece complicada, ya que se recupera de una lesión muscular en el bíceps femoral de su muslo izquierdo y apenas ha disputado 125 minutos desde el pasado 2 de diciembre. Además, el punta cedido por el Sevilla sufrió una recaída el 27 de enero contra el Sporting de Gijón.


Los médicos solo le darán el alta para el duelo del domingo si están seguros de que el artillero está totalmente preparado para reaparecer.

Más justito
Pedro Mosquera arrancó la semana al margen del grupo. El mediocentro coruñés saltó al césped, pero se ejercitó con el readaptador deportivo.
Tras unos minutos de carrera, el futb

lista de 30 años realizó varias tareas con balón. Aunque el jugador mostró buenas sensaciones y no se le vio resentirse de nada, parece que su presencia en el partido de La Rosaleda está complicada.
Mosquera sufrió una lesión de grado uno en la porción larga del bíceps femoral de su muslo derecho durante el partido con el Granada, en el que el mediocampista reapareció después de dos meses sin entrar en los planes de Natxo González.


Krohn-Dehli se quedó en el gimnasio. El internacional danés se está sometiendo a un tratamiento de ondas de choque y plasma rico en factores de crecimiento y esta semana se conocerá el alcance de su lesión en el tendón de Aquiles izquierdo. Todo hace pensar que aún tardará un tiempo en poder vestirse de corto.


Además, Edu Expósito tampoco saltó al césped. El mediocampista catalán se quedó en el gimnasio realizando trabajo específico, pero, en principio, no debería tener ningún problema para disputar el partido del domingo.

Comentarios