domingo 29/11/20

Trabajada victoria de España ante la selección japonesa

ESPAÑA 26 - 22 JAPÓN
 

Los de Jordi Ribera sufrieron pero al final cumplieron el pronóstico en Múnich.

El rival de mañana será Macedonia          | efe
El rival de mañana será Macedonia | efe

La selección sufrió más de lo previsto para encadenar su tercera victoria consecutiva en el Mundial de Alemania y Dinamarca al imponerse por 26-22 a la de Japón, en un encuentro en el que el conjunto español regaló el primer tiempo al rival.


Sustentado en las paradas de Corrales, que cerró el primer tiempo con un 40 por ciento de intervenciones, la selección española comenzó poco a poco a reparar los daños causados hasta igualar la contienda 7-7 a seis minutos para el descanso. Una igualada que parecía ser el punto de partida del despegue del equipo nacional. Pero España desaprovechó hasta en dos ocasiones la oportunidad de ponerse por delante en el tanteador. Fallos que acabaron de convencer a los japoneses, entre los que destacó el eléctrico lateral Shinnosuke Tokuda, autor de cuatro dianas, de sus opciones de dar la sorpresa, tal y como confirmó el sorprendente 10-11 con el que se cerró el primer período.


Una auténtica pesadilla que se acabó definitivamente para los ‘Hispanos’ con el parcial de 6-1 que los de Jordi Ribera endosaron a los nipones en los primeros siete minutos de la segunda mitad y que permitieron a España tomar una ventaja de cuatro tantos (16-12) en el marcador.


Efectividad
Si en el primer tiempo el conjunto español erró sus primeros ataques, en el segundo el equipo nacional tan sólo falló uno de los siete primeros lanzamientos que intentó.


Esa diferencia explicó la momentánea escapada de España, que, sin embargo, nunca logró romper definitivamente el encuentro, condenándose a un innecesario e imprevisto sufrimiento.
Apuros que no fuero mayores por la sobresaliente actuación que evitó que Japón se situase a tan sólo un gol con una doble intervención a lanzamiento de Tokuda, el primero de ellos desde el punto de penalti, a menos de diez minutos para el final.

Esas paradas, junto con los goles de Ferrán Solé, permitieron al conjunto español ganar este tercer compromiso.

Comentarios