martes 19/1/21

Títulos sí, coraje también

CELTA-DEPORTIVO 1-1

Es cierto. El Depor tiene los títulos, pero el coraje tambión. Ayer se demostró, sacando un punto de casta, valor y entrega en un encuentro que se puso a favor muy rápido, pero en contra a la misma velocidad.
 

Borges celebra un gol que vale mucho mientras los celestes enmudencen en Balaídos	alfaquí
Borges celebra un gol que vale mucho mientras los celestes enmudencen en Balaídos alfaquí

alberto torres 
la crónica

Es cierto. El Depor tiene los títulos, pero el coraje tambión. Ayer se demostró, sacando un punto de casta, valor y entrega en un encuentro que se puso a favor muy rápido, pero en contra a la misma velocidad.
El equipo coruñés salió al terreno de juego muy intenso y concentrado. Comenzó pisando el terreno del Celta con descaro y atacando a la meta rival. A los cinco minutos Lucas Pérez ensayaba el primer disparo blanquiazul y del propio derbi.
Dominaban en el inicio los del norte y lo hacían jugando rápido, tocando con velocidad, y controlando el partido sin que el cuadro olívico apareciese demasiado en el área herculina.
En el 13, Luis Alberto probaba fortuna desde la frontal, pero su chut impactaba en la zaga celeste. En el 18 el Depor botaba un córner que Sidnei casi remataba entre los tres palos. Dos después marcaba el conjunto coruñés recibiendo el premio a su buena salida al terreno de juego. Fede Cartabia habilitaba a Luis Alberto con un pase vertical, el gaditano ganaba línea de fondo, centraba paralelo a la marca de gol y Borges, libre de marca, transformaba el tanto deportivista.
El Celta reaccionó muy rápido. De hecho, a los 22 minutos Orellana enviaba un balón al larguero en un mal despeje del Depor. En el 24 era Bongonda el que ponía el peligro en el área norteña, segundos después disparaba Aspas y reflejaba así el dominio local.
En el minuto 30 se pasaba del posible 0-2 al empate celeste. Tras una ocasión del Deportivo en la que Luis Alberto era derribado en el área, Nolito, a pase de Orellana, marcaba de disparo colocado desde el flanco derecho de Lux. La desgracia era mucho mayor cuando, en el escorzo para intentar detener la pelota, Sidnei arrollaba al meta argentino e impactaba en su rodilla. El cancerbero blanquiazul tenía que abandonar el encuentro segundos después para dejar su lugar a Manu Fernández.
La segunda parte finalizó con un descuento de cinco minutos y el Celta apretando, a base de jugadas de ataque por las bandas y córners despejados por Manu y la zaga herculina. Con empate a un tanto se llegó al descanso.
El juego se reanudó, de nuevo, con los blanquiazules disputando la pelota a los celestes en sus dominios, con Lucas Pérez con el brazalete de capitán ante la ausencia de Lux, y otros veteranos, y una intensa lluvia que no ahogó al Depor.
El Depor dominó bien al Celta en los primeros minutos de este segundo periodo, con más imprecisiones de ambos contendientes. Sin embargo rozó el gol Bongonda en una transición rápida del Celta, en el 54, que despejó Arribas. Luis Alberto hacía que el Depor apareciese de nuevo en el ataque tras un monólogo celeste y probaba fortuna con un lanzamiento manso desde la frontal del área que detenía sin problemas Sergio Álvarez. Era el minuto 65 del derbi. Pocos segundos después llegaba otro mazazo para el Depor similar a la lesión de Lux. Arribas era expulsado con la segunda amarilla en el 68, dejando a los coruñeses con 10 y una falta en la frontal del área. Víctor sacó del terreno de juego a Fede Cartabia y reforzó con Luisinho la zaga.
El Celta buscó descaradamente el ataque, con Guidetti en el campo, mientras el equipo coruñés defendía como podía. Los planes del encuentro habían cambiado por los contratiempos sufridos por el equipo coruñés.
Para colmo de males, Borges caía también lesionado en el minuto 89 y el Depor afrontaba el último tramo del choque con nueve jugadores despejando cuanto balón se presentaba en el área coruñesa. El ‘tico’, absolutamente cojo, entró en los segundos finales, al menos para estorbar, y hacer bulto en las salidas del equipo celeste.
El cuadro coruñés aguantó, luchó y bregó para conseguir un punto que, sin lugar a dudas, sabe a victoria. En Galicia sigue mandando el norte.

Comentarios