jueves 28.05.2020

Televisión, abonados, publicidad... la amenaza para el Depor

El club cerrará esta semana el ERTE para los empleados y estudia recortes para el plantel
El Consejo de Administración se ha visto obligado a hacer números y apretarse el cinturón  | patricia g. fraga
El Consejo de Administración se ha visto obligado a hacer números y apretarse el cinturón | patricia g. fraga

Hace un par de días, el empresario Jaume Roures, administrador único y fundador de Mediapro, consideró que la temporada futbolística se tenía que concluir porque, en caso contrario, los clubes europeos tendrán unas pérdidas en torno a los 7.500 millones de euros. En el caso del Deportivo, no finalizar la temporada supondría dejar de ingresar una cantidad que rondaría los 4 millones de euros, según algunas fuentes.

El club herculino ha movido un presupuesto (con traspasos de jugadores incluidos) de 30 millones esta temporada 2019-20, por lo que, dejar de ingresar cuatro supondría una caída de un 13,3 por cien que tendrá que compensar apretando el cinturón y tomando medidas que no resultan agradables.

Además, la suspensión definitiva de esta Liga podría suponer otro varapalo tanto a nivel deportivo como económico, ya que estaría amenazado por la posibilidad de sufrir un descenso a Segunda B. Pero eso, ahora mismo, está en segundo plano porque la voluntad de todos los estamentos del fútbol es completar la temporada e incluso que los jugadores que acaban sus contratos el 30 de junio puedan prorrogarlos, algo que tendría que articularse.

En este momento, la suspensión de todas las actividades deportivas y el cierre de instalaciones ya están generando pérdidas al club herculino (tiendas cerradas, atención al público telemática...). Por eso el Deportivo, tal y como informó este diario, tiene previsto anunciar esta misma semana un Expediente de Regulación Temporal de Empleo para esos trabajadores, no para las plantillas profesionales (masculina y femenina), que continúan siguiendo desde sus casas un plan de trabajo para intentar mantenerse en el mejor estado de forma posible para el momento en que se reanude el campeonato.

Con los jugadores sí se ha hablado para ver su predisposición a bajarse el sueldo en el caso de que finalmente el Deportivo acabe el ejercicio contable 2019-20 con pérdidas considerables por las consecuencias del coronavirus, ya sea por que no se pueda acabar la temporada o porque se reanude la competición con partidos a puerta cerrada. El Deportivo es contrario a esas dos medidas, ya que quiere finalizar el campeonato en el césped y, además, con seguidores en la grada y así lo ha defendido públicamente. 

Las pérdidas
Si no se juegan más partidos, el Deportivo perderá, como ya se ha indicado, unos cuatro millones de euros. De esa cantidad, unos dos millones corresponderían a los  derechos de retransmisión tras haber presupuestado para esta temporada 8,39 según lo aprobado en la Asamblea de diciembre del año pasado. También habría una merma importante en publicidad y patrocinios, abonados y taquilla. 

Esas pérdidas se reducirán considerablemente si el campeonato se reanuda y se disputan partidos a puerta cerrada aunque, eso sí, podrían perderse taquillas significativas como la del partido con el Sporting de Gijón, equipo que suele desplazar a una gran cantidad de aficionados a A Coruña, tal y como iba a suceder en la primera de las jornadas que se aplazaron por el coronavirus.

Además, el club tendría que estudiar fórmulas para devolver a los abonados el importe correspondiente a los partidos que no se jueguen o que se disputen a puerta cerrada. En ese caso, hay equipos que entienden que una forma de compensar a los socios sería descontando esos importes de los carnés de la siguiente temporada. Las pérdidas por abonados y taquilla no representan un porcentaje muy elevado en las cuentas de los equipos de Primera, especialmente de los grandes, pero sí en el Depor y Segunda División, donde el club coruñés es uno de los que más masa social tiene y, en consecuencia, más ingresa por esos conceptos. 

Los pasos del ERTE
El Deportivo acometió esta temporada con una bajada del 26 por cien en los gastos de personal, que ahora son de 13,64 millones, pero la situación actual va a generar un ERTE para los empleados. En las últimas fechas, los clubes han mantenido reuniones telemáticas con LaLiga para determinar los pasos que pueden seguir para formalizar los ERTE y que estos no sean tumbados posteriormente por el Gobierno. 

Esta semana, el Deportivo hablará con la patronal para analizar de nuevo la situación general y la particular, se lo trasladará a los trabajadores afectados y el Expediente de Regulación Temporal de Empleo por fuerza mayor será una realidad. Los trabajadores percibirán del Estado el 70 % de sus nóminas, no perderán días de paro, todos tendrán derecho a prestación (incluso los que no hubieran cotizado lo suficiente), y el Depor se ahorrará la Seguridad Social.

Comentarios