domingo 25/10/20
florin andone delantero del depor

“Somos equipo para estar entre los diez primeros pero sobrados”


El máximo artillero del RC Deportivo en la presente campaña, con cinco dianas, desprende optimismo y confianza en sus posibilidades y, por añadidura, en la de sus compañeros de vestuario.

Florin, en el remate que supuso el 5-1 del pasado encuentro en casa ante la Real Sociedad	quintana
Florin, en el remate que supuso el 5-1 del pasado encuentro en casa ante la Real Sociedad quintana


El máximo artillero del RC Deportivo en la presente campaña, con cinco dianas, desprende optimismo y confianza en sus posibilidades y, por añadidura, en la de sus compañeros de vestuario.
Florin Andone se está ganando a pulso el respeto y admiración de un deportivismo que ya lo considera imprescindible para lograr el objetivo de la permanencia en Primera.
Un logro que, a juicio del rumano, se le queda corto al Depor, puesto que el bloque coruñés se encuentra entre las diez mejores plantillas de la Liga.
“Somos equipo para estar entre los diez primeros, pero sobrados. Veo a un equipo supercapacitado y superprofesional. Cada día jugamos mejor, nos entendemos mejor, hay más unión en el vestuario. Llevamos más tiempo y nos conocemos más y esto va a ir para arriba. Si tuviéramos un poco más de justicia otro gallo cantaría. Pero hay que tener paciencia, todo llega, como en la vida”, expuso durante su alocución en el estadio de Riazor.
El atacante, que confesó estar en un buen momento físico tras haber estado renqueante las últimas semanas, considera clave doblegar a un rival directo en estos momentos como es Osasuna.
“Queremos sumar los tres puntos en casa contra un rival que no anda muy bien, el último clasificado, y por eso tendremos que ganar sí o sí. No es una final, queda mucho, pero sí es un partido importante. Es como si viniera el Barcelona también, tendríamos que ganar si o si porque es una situación baja”, dijo.
En este sentido, Andone no quiere caer en un exceso de confianza por enfrentarse al colista de Primera, un Osasuna muy necesitado y en el que la responsabilidad del gol recaerá en Sergio León, el máximo anotador el pasado curso de Segunda —Florin fue el segundo mejor realizador—.
“Me da más miedo este partido que contra el Atlético de Madrid, puede ser un partido trampa pero creo que hay que tomarlo como un partido importante, da igual que sea Osasuna el rival. Sergio León y yo hemos hablado varias veces, nos enviamos mensajes y nos preguntamos como va todo. Creo que hicimos muy buena temporada los dos el año pasado, hemos crecido como jugadores y él está haciendo las cosas bien en Osasuna. Ante el Barça fue de los mejores. Hay que tener cuidado con él porque tiene mucho gol y te la lía en cualquier momento. Yo también estoy creciendo día a día”, agregó.
En relación al crecimiento que ha experimentado desde su llegada al Deportivo, el internacional afirmó que “me siento bien, no sé si soy importante o no. Estoy muy agradecido al técnico y a los compañeros porque lo he jugado todo. Nunca me he parado a pensar si soy importante o no. Que lo decidan los compañero o cuerpo técnico. Lo único que intento es hacerlo lo mejor posible e ir mejorando. El año pasado llevaba un montón de goles y sabía que era bueno, pero nunca me siento el ‘puto amo’. Soy el mismo, hay veces que hago un mal entrenamiento y aunque lleve 20 goles me rayo. No soy un tío al que le salgan tres o cuatro partidos y me crea el rey porque ni eres tan malo cuando te salen mal n i tan bueno cuando te salen bien. En el fútbol si te crees algo te pegan una hostia y te vuelves ahí abajo”.
Preguntado acerca de su notable grado de entendimiento con Joselu —el pasado sábado pusieron en jaque a la defensa del Real Madrid—, Florin considera que está capacitado tanto para actuar de ‘9’ en solitario como para hacerlo en un sistema con dos delanteros.
“En Córdoba jugaba con dos atacantes, Xisco —exdeportivista— jugaba por detrás de mí y me beneficiaba mucho de su trabajo. Un jugador grande, que la aguantaba bien, la toca bien de cara, se la quedaba. Yo hacía el trabajo que no le gustaba a él, ir a la espalda, pegarme con todos los jugadores para que él se beneficiase. No nos fue mal. Le guardo gran cariño a Xisco, nos llevábamos muy bien y en el Deportivo con Joselu tiene que ser más o menos lo mismo; es un gran chico, buen jugador y si jugamos juntos lo haremos bien. Es cuestión de conocerse, es la química. Si vas jugando te conoces y seguro que te entiendes mejor con el paso de las jornadas”, finalizó.

Comentarios