lunes 21.10.2019

Uno sella la permanencia y el otro, casi el descenso

 

El conjunto lucense, que fue a remolque a partir del primer cuarto, necesita un milagro en las dos últimas jornadas para no volver a la LEB Oro un año después

 

Deporte Campeón-2019-05-13-038-ad74cb75
Deporte Campeón-2019-05-13-038-ad74cb75

El Gran Canaria selló la permanencia con su victoria  en el Pazo Provincial ante el Breogán, que necesita prácticamente un milagro en las dos últimas jornadas para no regresar, solo un año después, a la LEB Oro.


Era un partido a vida o muerte para los celestes, que podían aferrarse a la salvación tras las derrotas del Gipuzkoa y el Estudiantes. 

Los visitantes empezaron golpeando con el acierto de Willey y Tillie en el tiro exterior, pero se estancaron (15-17). El Breogán, sin Alec Brown, lo aprovechó para estirar el marcador con un sensacional Gerun (acabó con 36 de valoración) y un parcial de 9-0 que le permitió finalizar el primer cuarto siete arriba (24-17).

Los locales siguieron remando en el segundo cuarto con Gerun como figura y se fueron de ocho puntos (31-23), pero los insulares reaccionaron con el acierto de Tillie. Tito Díaz lo cortó con un tiempo muerto que sirvió para elevar la ventaja a once puntos (46-35), pero de ahí no pasó.

Hannah despertó con un triple a su equipo y con una antideportiva de McCallum, y dos triples seguidos de Hannah, el Gran canaria le dio la vuelta al marcador (46-48).


Ese parcial de 0-13 continuó acrecentándose tras el paso por el vestuario con otros nueve puntos (0-22) que llevaron a Díaz a parar otra vez el choque (46-57). Después de prácticamente seis minutos sin anotar, McCallum rompió el parcial y el Breogán salvó el primer momento delicado (56-59). Pedro Martínez pidió tiempo y el ‘Granca’ recondujo la situación, con Wiley echándose el equipo a la espalda (61-69).

Triples lapidarios
El Breogán quiso aferrarse a la salvación y entró en los últimos diez minutos cuatro abajo (65-69). Gerun desperdició dos veces el empate a 71.  Paulí, desde 6,75 y con una asistencia, desatascó a los visitantes, Báez aportó otro triple que permitió el despegue (69-79) y llegaron otros tres seguidos para cerrar definitivamente el partido (73-88) y asegurar la permanencia.


El Breogán queda hundido, en Oro salvo milagro, y, además, perdió por lesión a McCallum en los instantes finales.

Comentarios