jueves 24/9/20
españa 67 - 60 bélgica

La selección mantiene su idilio con el podio

La selección española consiguió el bronce del Mundial al vencer a la de Bélgica en otro choque lleno de fuerza, coraje y trabajo en equipo.

Las jugadoras que dirige Lucas Mondelo cerraron ‘su’ Mundial con otra exhibición de fuerza, garra y trabajo colectivo  | Elvira Urquijo
Las jugadoras que dirige Lucas Mondelo cerraron ‘su’ Mundial con otra exhibición de fuerza, garra y trabajo colectivo | Elvira Urquijo

La selección española consiguió el bronce del Mundial al vencer a la de Bélgica en otro choque lleno de fuerza, coraje y trabajo en equipo.
Con este bronce, mucho más meritorio que en otras ocasiones por los múltiples problemas en forma de lesiones y bajas formas que ha tenido que soportar el equipo, España consigue su sexta medalla internacional en seis años consecutivos (oro en los Europeos de 2013 y 2017, plata en el Mundial de 2014, plata en los JJOO de 2016, bronce en el Europeo de 2015).
Las de Lucas Mondelo volvieron a tener un mal inicio (3-10), momento en que el seleccionador paró el partido. Dos canastas seguidas de Torrens dieron el pistoletazo de salida para que el juego de las españolas fuera estabilizándose, también por el ajuste defensivo, y sendos triples de Ouviña y Ndour finalizaron la remontada para llegar con empate (15-15) al final del primer cuarto.
Frenado el poder anotador de Kim Mestdagh y Meesseman, Bélgica comenzó a acusarlo, al tiempo que el equipo español, poco a poco, pero sin pausa comenzó a dominar el marcador (28-21). Al descanso se llegó con un 32-27, dominio en los rebotes por 21.

Rival maniatado
Tras el paso por vestuarios, la anfitriona siguió maniatando a Bélgica, que privada de su velocidad de desplazamiento del balón bajó mucho en su efectividad. Sólo acciones individuales de Meesseman le daban algún rédito. Cualquier intento de reacción belga fue cortado de inmediato como cuando Ouviña clavó un triple para el 49-40. Torrens amplió la renta poco después, para llegar al final del tercer periodo con un 55-43 esperanzador.
En el inicio del último cuarto, la selección española pasó por un mal momento. Bélgica salió a quemar sus naves y se acercó más que peligrosamente (55-54) en solo tres minutos. Gil rompió la sequía con un tiro a media distancia lateral que dio vida al equipo.
El 60-58 a 3 minutos para el final, prometió intriga, más lucha y más adrenalina. Entonces apareció Nicholls para anotar de media distancia el 62-58 y el 64-58 con algo más de minuto y medio por delante.
Las de Mondelo controlaropn la situación y un robo de Palau finalizado con un triplazo de Xargay a falta de 38 segundos, 67-60, abrió de par en par el merecido podio para la selección, que se selló con ese mismo resultado y mantiene su largo y muy meritorio idilio con el podio. l

Comentarios