miércoles 21.08.2019

¡Segundos fuera!

Deportivo y Málaga disputan esta noche el primer asalto de una eliminatoria de playoff entre dos firmes candidatos al ascenso; Riazor debe marcar la diferencia entre dos equipos a priori parejos

 

¡Segundos fuera!

Llega la hora de la verdad para el RC Deportivo. Después de una temporada marcada por los altibajos, el conjunto blanquiazul debe encarar sin miedo y con la máxima ilusión el asalto inicial de la primera eliminatoria del playoff de ascenso. 

Y lo hará ante un adversario como el Málaga, el conjunto con mayor tope salarial de la competición, y que tampoco ha concluido la Liga cumpliendo su objetivo prioritario, finalizar entre los dos primeros. 

Sobre el papel será un duelo entre dos conjuntos muy parejos, con sobrada amplitud de banquillo, y que en sus dos enfrentamientos particulares de esta campaña sellaron dos empates, 1-1 en Riazor y 0-0 en La Rosaleda.

Con vidas paralelas en sus respectivos banquillos, Natxo González y López Muñiz han sido destituidos en su cargo por no haber sabido encauzar el ascenso directo.

Sus sustitutos, José Luis Martí y Víctor Sánchez del Amo, aún no se han visto las caras en el presente ejercicio, si bien han sido capaces de enderezar el timón. 

En un encuentro en el que los pequeños detalles podrían marcar la diferencia, el RC Deportivo intentará aferrarse a la magia de su estadio de Riazor, que registrará esta noche la mejor entrada de la temporada 18-19, con cerca de 30.000 seguidores en las gradas.

En lo tocante al equipo blanquiazul, José Luis Martí podría repetir alineación por tercera vez consecutiva; Quique González podría ser una alternativa en ataque, en caso de que el técnico decidiese arriesgar tras venir de una lesión.

En defensa, Eneko Bóveda se ha perdido los dos últimos entrenamientos —al igual que el meta Dani Giménez—, si bien todo indica que estará en condiciones de asentarse en el carril del ‘2’.

Siempre con el citado portero vigués bajo palos —un candado a lo largo de todo el año—, la zaga estará configurada por Duarte y Marí en el eje, con Bóveda o Simón en la derecha y Saúl en la izquierda.

El doble pivote seguirá siendo propiedad privada de la sociedad Bergantiños-Expósito, un tándem que cada vez se entiende mejor en el reparto de tareas en la medular.

El costado diestro será para Fede Cartabia —llamado a marcar la diferencia por calidad y experiencia—, mientras que el siniestro recaerá en Pedro Sánchez, que viene de certificar su mejor encuentro desde que es blanquiazul la semana pasada ante el Córdoba.

En punta de lanza el Depor confiará en el oportunismo de Borja Valle, así como también en la magia de Carlos Fernández, otro futbolista que por clase y calidad evidencia que no es de Segunda División.

El míster deportivista ha decidido convocar a sus 25 profesionales para mantener la tensión previa a un duelo tan exigente desde el prisma físico y psicológico; sin contar a los lesionados Krohn-Dehli y Vítor Silva, Martí tendrá que descartar a cinco hombres para confeccionar su lista definitiva dos horas antes al inicio de la contienda.

Enfrente, el Depor se topará con un Málaga debilitado por la llamada de Ndiaye a la Copa África; el exdeportivista Sánchez del Amo tampoco podrá contar con los servicios por lesión de Cifu y Juankar. En cambio, sí podrá estar el meta internacional marroquí Munir, con permiso para los dos partidos ante el Depor. El club malacitano intentará llegar con vida al choque de vuelta, el sábado en su feudo.

Comentarios