Seedorf busca el equilibrio con una nueva vuelta de tuerca en la medular

En su búsqueda del equilibrio en la medular, Clarence Seedorf empleará mañana su sexto centro del campo diferente desde que llegó al Deportivo.

Seedorf busca el equilibrio con una nueva vuelta de tuerca en la medular
Seedorf varía mucho entre un partido y otro; todavía no ha encontrado su once ideal
Seedorf varía mucho entre un partido y otro; todavía no ha encontrado su once ideal

En su búsqueda del equilibrio en la medular, Clarence Seedorf empleará mañana su sexto centro del campo diferente desde que llegó al Deportivo.
Los herculinos han jugado cinco encuentros con el nuevo técnico y el holandés no ha repetido medular ni una vez.
En los cuatro primeros encuentros, el neerlandés se decantó por el doble pivote, pero con cuatro parejas distintas.
Krohn-Dehli y Fede Valverde fueron los elegidos en el estreno de Seedorf, contra el Betis en Riazor, pero el experimento duró 18 minutos, ya que una lesión muscular obligó al uruguayo a pedir el cambio y Borges entró en su lugar. Además, las pruebas médicas revelaron que el ‘charrúa’ sería baja durante por lo menos un mes.
En el siguiente encuentro, en Vitoria, repitió el futbolista danés, que tuvo a Guilherme como acompañante. El brasileño cuajó una buena actuación, pero Krohn-Dehli no estuvo a la altura, lo que le llevó al banquillo una jornada después.
Guilherme y Mosquera formaron el doble pivote contra el Espanyol, ante el que el cuadro coruñés completó uno de sus mejores partidos del curso, pese a que no pudo pasar del empate (0-0) al desperdiciar un penalti y estrellar dos balones en el palo.
Debido a que el siguiente partido era entre semana, el técnico se decantó por introducir varios cambios en el once, para dosificar a sus futbolistas. De esta manera, hubo una nueva pareja inédita en la medular, con el estreno como titular de Muntari y una nueva oportunidad para Krohn-Dehli. El Depor, que empezó bien el encuentro, se hundió en los cinco últimos minutos del primer tiempo y perdió absolutamente el control del encuentro. El internacional ghanés fue de los más destacados, mientras que el danés cuajó una nueva actuación para olvidar.

Cambio de dibujo
El desastre en el Coliseum Alfonso Pérez, donde el Depor perdió por 3-0, llevó al neerlandés a introducir una nueva variante en la medular tres días después, contra el Eibar en Riazor. Seedorf se decantó por un 1-4-4-2 en rombo, con Muntari como único mediocentro, Borges escorado a la banda derecha, Çolak en la izquierda y Adrián de enganche.
El africano volvió a ser uno de los mejores jugadores del Deportivo, abarcando muchísimo campo, multiplicándose para ayudar en todas las parcelas del terreno de juego y dejando claro que, estando bien físicamente, es imprescindible en la recta final de temporada.
El conjunto blanquiazul protagonizó un espectacular arranque de partido, con tres ocasiones muy claras para marcar, pero no aprovechó sus llegadas a la portería de Dmitrovic, mientras que una mala salida de Koval permitía al Eibar adelantarse en el marcador. El Depor reaccionó, pero a los 39 minutos, el ucraniano fue expulsado tras un nuevo error suyo tras un fallo grave de Albentosa. La roja condicionó a los coruñeses. El técnico sentó a Çolak para meter al portero Rubén y el cuadro herculino tuvo que pelear por no perder un punto.
Para la visita de mañana a Montilivi, Seedorf podría repetir el rombo en la medular, según las pruebas realizadas esta semana. Aunque, de nuevo, habrá cambio de protagonistas. Muntari parece que repetirá como mediocentro y Borges en la derecha. Sin embargo, todo apunta a que será Mosquera quien actuará escorado a la izquierda. l