jueves 22/10/20

Riazor vuelve a ser temible

El conjunto coruñés no sumaba cuatro triunfos consecutivos en su estadio desde la campaña 2011-2012 y no encadenaba siete encuentros seguidos sin perder como local desde la 2013-2014

Carlos Fernández marcó el primero de los dos goles que el cuadro blanquiazul le endosó al Osasuna en la última jornada de Liga  | quintana
Carlos Fernández marcó el primero de los dos goles que el cuadro blanquiazul le endosó al Osasuna en la última jornada de Liga | quintana

Riazor ha recuperado el poder de antaño. El estadio coruñés, que en las últimas campañas se había convertido en una de las plazas más accesibles para los adversarios, ha vuelto a erigirse en un muro prácticamente infranqueable para los equipos que lo visitan.
Con su triunfo del pasado sábado contra el Osasuna (2-0), el conjunto herculino sumó su cuarta victoria consecutiva como local, una cifra que los coruñeses no alcanzaban desde la temporada 2011-2012, cuando también militaban en Segunda División y consiguieron el ascenso a Primera estableciendo un nuevo récord de puntos de la categoría.
En aquella ocasión, con José Luis Oltra en el banquillo deportivista, la escuadra blanquiazul exhibió una fortaleza insultante en su feudo, ya que encadenó trece triunfos consecutivos en Riazor, entre las jornadas 11 y 34.
Aquella superioridad como locales fue la clave del gran curso cuajado por los coruñeses, que, pese a sus excelentes números, tuvieron que batallar por el ascenso directo casi hasta el final con el Celta de Vigo y el Valladolid, los otros dos conjuntos que acompañaron a los blanquiazules a Primera División.

Solo se dejó dos puntos
El conjunto coruñés tan solo ha dejado escapar dos puntos de los 21 que ha disputado en su campo en la presente Liga.
El Málaga es el único conjunto que ha conseguido sumar en Riazor. Los otros seis visitantes han mordido el polvo. Sporting de Gijón (1-0) y Granada (2-1) fueron las primeras víctimas de los herculinos en tierras gallegas.
Posteriormente, los coruñeses se midieron al Málaga, que se escapó vivo (1-1), pese a la superioridad mostrada por los pupilos de Natxo González. Pero aquel duelo sirvió como toque de atención para los deportivistas, que no han vuelto a perdonar a ninguno de sus adversarios en Riazor.
Elche (4-0), Reus (2-0), Oviedo (4-0) y Osasuna (2-0) han caído en el feudo coruñés, además, mostrándose muy inferiores a la escuadra blanquiazul.

Inexpugnable
El Deportivo encadena siete encuentros consecutivos puntuando en Riazor, un registro que no lograba desde la temporada del último ascenso.
En la campaña 2013-2014, en la que Fernando Vázquez dirigía a los coruñeses, el conjunto gallego acumuló nueve partidos seguidos sin perder en su estadio entre las jornadas 6 y 21 (ganó cuatro y empató cinco).
Posteriormente, en aquella misma Liga, los blanquiazules encadenaron seis choques seguidos puntuando como locales, entre las jornadas 24 y 34, con tres victorias y tres empates.

Comentarios