Riazor, de nuevo un fortín

El plantel blanquiazul, celebrando la victoria ante el Real Valladolid Promesas en el Abanca Riazor | patricia g. fraga
|

El Deportivo suma 37 puntos, dirá adiós a este 2021 como líder de su grupo en la Primera RFEF y lo hará además formando parte de un selecto grupo: el de los equipos que no han perdido en sus estadios en competición liguera. Y es que los coruñeses sí que perdieron en Copa, ante Osasuna (1-2).


Borja Jiménez sabe que el ascenso pasa porque el Abanca Riazor sea inexpugnable y por el momento se está cumpliendo. Los blanquiazules no han perdido ningún partido en su campo, aunque han sumando sendos empates ante la SD Logroñés y más recientemente con el Bilbao Athletic. Tampoco han perdido dos de los equipos de su grupo I, el Real Racing de Santander, segundo en la tabla con 33 puntos, ni Unionistas, que con 28 en su casillero ocupa actualmente la cuarta plaza.


Mientras, en el Grupo II, solo el Albacete, dirigido por el exentrenador del Depor, Rubén de la Barrera, ha sido capaz de no hincar la rodilla en el Carlos Belmonte.


Inicio con una ‘manita’

El Deportivo empezó con fuerza su andadura en la recién estrenada Primera RFEF endosándole un 5-0 al Celta B y cobrándose su particular venganza con respecto a la derrota sufrida en el curso anterior.


En la cuarta jornada logró una trabajada victoria ante el CD Badajoz, gracias a un tanto de Alberto Quiles, mientras en la jornada seis se le escaparon dos puntos en el descuento, tras un tanto logrado por la SD Logroñés (1-1).


Con resultados cortos los herculinos saldaron sus compromisos ante el San Sebastián de los Reyes y el Zamora, con sendos goles de Miku y William de Camargo.


En la jornada 12, la huelga del Extremadura UD hacía que el equipo de Almendralejo no se presentase en Riazor y el Depor ganase por 3-0.


Dos jornadas después, los herculinos volvían a dejarse dos puntos ante el filial bilbaíno, en un partido en el que empezaban por detrás en el luminoso, tras la diana de Artola y que igualaba, en propia puerta, Jaso.


El último partido en el feudo coruñés se saldó con una contundente victoria ante el Real Valladolid Promesas, con un doblete de Quiles y un tanto de Mario Soriano, en un encuentro con un marcador más abultado de lo visto sobre el terreno de juego.


Cerrojo en el arco

Además de la buena proyección ofensiva, con 16 goles en ocho partidos, gran parte del éxito está bajo palos, donde sobresale la figura de Ian Mackay. Éste solo ha tenido que recoger el balón del interior de su portería en dos ocasiones en Riazor, de nuevo un fortín.


Equipos como Racing de Santander o Racing de Ferrol tienen que visitar a los herculinos

Uno de los puntos a favor que tendrá el Deportivo de cara a la segunda vuelta es que varios de los equipos que pelearán por el ascenso tendrán que rendir visita a Riazor.


Es el caso de escuadras como el Racing de Santande, el Racing de Ferrol, Unionistas, UD Logroñés, Real Unión de Irún o Rayo Majadahonda. Ante ellos, exceptuando el Real Unión e Unionistas, los blanquiazules lograron mantenerse invictos.


Tendiendo en cuenta la fiabilidad que está mostrando el equipo en Riazor y el apoyo de la grada, serán duelos complicados para sus adversarios, que en su casa vivieron además un auténtico desembarco de afición blanquiazul desplazada.


El único punto conflictivo puede ser que en las próximas semanas se puedan producir restricciones en los aforos en los recintos deportivos, debido a la situación de la pandemia.


A finales de enero de 2022 el cuadro blanquiazul recibirá la visita del cuadro cántabro, actualmente segundo en la tabla, y se espera una gran afluencia de público.

Riazor, de nuevo un fortín