jueves 18.07.2019

Reflexión en el ecuador

Los blanquiazules, que finalizarán ante el Mallorca a domicilio la primera vuelta, han sumado nueve puntos de los últimos 18, son menos eficaces en ataque y tienen un problema en la medular

Cartabia entró en la segunda parte en el lugar de Carles Gil pero no fue en esta ocasión el ansiado revulsivo de los blanquiazules, como en otras contiendas | quintana
Cartabia entró en la segunda parte en el lugar de Carles Gil pero no fue en esta ocasión el ansiado revulsivo de los blanquiazules, como en otras contiendas | quintana

El Deportivo finalizará este sábado en Son Moix ante el RCD Mallorca la primera vuelta en Segunda División. Los blanquiazules, que son terceros con 36 puntos a tres del Granada, el líder, sumaron en el último tramo de 2018 nueve puntos de 18 posibles.

La mitad del botín, aunque este hecho que ha dejado un regusto amargo, sobre todo por cómo se escaparon algunos de los puntos. 

Último triunfo local
Los coruñeses ganaron su último partido en 2018 en el Abanca Riazor ante el Osasuna (2-0) e iniciaron diciembre con unas insulsas tablas ante el Rayo Majadahonda, que tuvo opciones de marcar.

El primer ‘palo’ del mes de diciembre fue ante el Numancia, donde los coruñeses desperdiciaron una renta de dos goles para terminar empatando (2-2), en un choque en el que acabaron con uno menos, tras la expulsión de Saúl.

En el segundo encuentro seguido en el Abanca Riazor, los herculinos solventaron su compromiso ante el Zaragoza (3-1) y parecían alejar las dudas que se cernían sobre el equipo herculino. 

Triste despedida
El cuadro blanquiazul cerró el año con una abultada derrota, aunque mayor de lo visto sobre el campo. 3-0 claudicaron los coruñeses en el Ramón de Carranza. Aunque con el empate ante el Lugo el Depor sigue manteniéndose invicto en su feudo, el reparto de puntos, jugando con un equipo que estuvo más de 20 minutos con uno menos sobre el campo, y que terminó con nueve, pone de manifiesto el pequeño bache que está atravesando el cuadro coruñés. Lo reconocía el propio Natxo González, indicando que posiblemente el equipo no estaba en su mejor momento. 

La delantera del Deportivo lleva dos jornadas sin marcar, si bien es cierto que Carlos Fernández, que volvió a jugar desde su lesión ante el Rayo Majadahonda, estuvo a punto de adelantar al Deportivo, con un poderoso cabezazo que despejó Juan Carlos.

Sala de máquinas
Otro de los problemas que está teniendo el cuadro blanquiazul en estas últimas jornadas es el centro del campo.

Vicente Gómez está por debajo de su rendimiento, reconocido por él mismo y Natxo no acaba de dar con la tecla en la medular. Con Bergantiños y Mosquera disputándose el puesto en el ancla, Edu Expósito está siendo de lo más destacado en un puesto en el dejó destellos de calidad Kröhn-Delhi. Carles Gil y Fede Cartabia tampoco terminaron de funcionar ante el Lugo. Un problema sobre el que reflexionar a punto de cumplirse el ecuador del curso.

Comentarios