Jueves 20.06.2019

El Rayo pretende seguir su racha positiva y el Celta, acabar con su crisis

Los vigueses han sumado un punto de los últimos nueve en juego y se meterán en problemas si tienen un nuevo traspié

El conjunto vigués perdió el pasado lunes con el Athletic en Balaídos y sigue sin poder contar con Iago Aspas  | efe
El conjunto vigués perdió el pasado lunes con el Athletic en Balaídos y sigue sin poder contar con Iago Aspas | efe

El Rayo, lanzado tras encadenar dos victorias seguidas que le hacen ver el futuro con optimismo, amenaza con agravar la crisis del Celta de Vigo, abocado a luchar por evitar el descenso en caso de no puntuar en Vallecas, estadio al que llega tras sumar únicamente un punto de los últimos nueve en juego.


El equipo madrileño afronta este partido en su mejor momento deportivo y anímico de la temporada tras vencer al Eibar en Vallecas y al Valladolid en el José Zorrilla, en lo que supone la primera vez que encadena dos triunfos seguidos en todo el curso.

La mejoría del Rayo ha llegado con un cambio de esquema táctico tras la apuesta de Míchel de jugar con tres centrales y dos carrileros desde hace tres jornadas.


También ha sido determinante en estos últimos partidos el macedonio Stole Dimitrievski, que desde mitad de la primera vuelta ha sustituido a Alberto García y ha dotado de seguridad a la portería del Rayo, que hasta hace pocas semanas era un coladero del que no se paraban de recoger balones.


La principal duda en el once de Míchel reside con la vuelta del centrocampista Giannelli Imbula, disponible tras cumplir un partido de sanción. El belga parte con las mismas opciones de jugar como titular que Álvaro Medrán, su recambio natural y autor del gol de la victoria en Valladolid.

En el caso del Celta, la última derrota, frente al Athletic, ha encendido las luces de alarma en Balaídos, sobre todo por la pobre imagen ofrecida por el equipo de Miguel Cardoso, incapaz de encontrar en el banquillo un recambio de garantías para Iago Aspas.

La sombra del internacional español es demasiada alargada. Sin él, el Celta no ganó ningún partido en el 2018, una racha negativa que alargó el pasado lunes. Cardoso únicamente realizará un cambio. El eslovaco Lobotka, pieza clave la pasada temporada, se cae de un once al que regresa Jozabed después de su inesperada suplencia ante el Athletic.

Comentarios