Una pretemporada que no sirve para disipar las incógnitas

El Deportivo cerró el pasado sábado una pretemporada que nos ha dejado varias evidencias, pero también dudas.
Las certezas radican en la propuesta futbolística de Natxo González y el dibujo táctico

Una pretemporada que no sirve para disipar las incógnitas
Natxo González, durante una sesión de entrenamiento en Abegondo | pedro puig
Natxo González, durante una sesión de entrenamiento en Abegondo | pedro puig

El Deportivo cerró el pasado sábado una pretemporada que nos ha dejado varias evidencias, pero también dudas.
Las certezas radican en la propuesta futbolística de Natxo González y el dibujo táctico que pretende emplear el técnico vitoriano durante la temporada, que arranca el viernes.
Tanto en las pruebas en el terreno de juego como en sus intervenciones ante los medios de comunicación, el preparador blanquiazul ha dejado claro que .quiere que su equipo sea protagonista y tenga la pelota, cuidándola, saliendo desde su portería con el balón jugado, lo que concede bastante participación a los guardametas con el pie y obliga a los centrales y al mediocentro a estar muy atentos, ya que el equipo asume riesgos en ataque. De hecho, el vasco apuesta por laterales de largo recorrido y de los que espera que tengan mucho protagonismo en el aspecto ofensivo.
El 1-4-4-2 en rombo es el esquema favorito de Natxo González, quien ya lo empleó en el Zaragoza y lo ha desarrollado durante toda la pretemporada.

Dudas
Las incógnitas comienzan al hablar de los nombres. Empezando por la portería, donde la intuición dice que será Ortolá quien comenzará como titular, aunque el estratega vitoriano mantiene que no tiene claro quién jugará ante el Albacete.
En defensa, el único puesto seguro es el del lateral derecho, reservado para David Simón, mientras que en el eje de la zaga, Pablo Marí y Domingos Duarte apuntan al once por lo visto en los dos últimos amistosos, aunque Eneko Bóveda ha tenido mucho protagonismo durante la pretemporada. En la banda izquierda es donde hay más dudas. Diego Caballo, el más empleado ante el Lugo y el Oviedo, ni siquiera tiene claro que vaya a dar el salto al primer equipo.
En la medular, hay dos futbolistas ‘intocables’ a tenor de las pruebas, Mosquera y Álex Bergantiños. Para el tercer integrante del ‘trivote’ optan varios candidatos: Krohn-Dehli, con mucho protagonismo esta última semana, Edu Expósito, cuarto jugador de la pretemporada en número de minutos, y Borges, llamado a ser un jugador clave, pero que se ha perdido muchos partidos este verano y ni siquiera parece claro que se quede en el Depor.
La mediapunta tampoco está asegurada. Carles Gil es el que más minutos ha disputado en dicha demarcación, pero no se sabe si será el valenciano quien jugará de enganche o lo hará Pedro Sánchez. Natxo ha utilizado al alicantino tanto en el centro del campo como en el ataque. De hecho, parece que Pedro es uno de los fijos para el once del viernes, aunque queda por saber en qué puesto jugará. Si lo hace como delantero, parece que será Cartabia el sacrificado, mientras que si actúa en la medular, Gil se quedará en el banquillo.
Es extraño que Cartabia sea uno de los jugadores cuya titularidad en el Carlos Belmonte no esté asegurada, a tenor de la espectacular pretemporada que ha realizado. Ha sido el futbolista más desequilibrante del Deportivo en los bolos veraniegos, marcando goles y asistiendo, pero en los dos últimos amistosos solo jugó 45 minutos contra el Lugo y 12 ante el Oviedo.
El único delantero con un puesto fijo es Quique González, segundo futbolista de la pretemporada en número de minutos y apuesta de la dirección deportiva y del técnico. l