sábado 26/9/20

Peña sella el pasaporte

LEYMA-BARCELONA 76-71

El Leyma Basquet Coruña conquistó una 16ª victoria agónica que, a falta de dos jornadas para el final de la fase regular, le convierte matemáticamente en equipo de playoffs, y además con serias opciones de jugarlos como cabeza de serie.
 

Zach Monaghan, otro de los destacados del Leyma ayer, cerró el 16º triunfo del equipo con dos tiros libres a 27 segundos del bocinazo final	javier albores
Zach Monaghan, otro de los destacados del Leyma ayer, cerró el 16º triunfo del equipo con dos tiros libres a 27 segundos del bocinazo final javier albores

Chaly Novo
a coruña

El Leyma Basquet Coruña conquistó una 16ª victoria agónica que, a falta de dos jornadas para el final de la fase regular, le convierte matemáticamente en equipo de playoffs, y además con serias opciones de jugarlos como cabeza de serie.
Al contrario de lo habitual, los de Tito Díaz entraron al partido con el pie cambiado. Lentos en ataque, sin buscar balones interiores, y sin tensión en defensa, dieron al filial azulgrana la oportunidad de suplantarles la identidad. Porque los pupilos de Alfred Julbe le birlaron el ritmo al Leyma para, con un altísimo acierto ofensivo –facilitado por la laxitud local– lograr en un abrir y cerrar de ojos una renta de dos dígitos (2-12).
Peno, brillante en la dirección y en el tiro, era una pesadilla para Creus en particular y el Leyma en general. Además, los colegiados –amigo Morales, que era el filial, no el de ACB– echaron una manita a los canteranos, que disfrutaron de 10 tiros libres en los 10 minutos inaugurales, mientras que los locales no lanzaron el primero hasta que tan solo restaban 63 segundos para el descanso.
Un par de robos, que derivaron en sendas canastas fáciles, y un triple de Stelzer animaron y arrimaron al Leyma, que se fue al primer parón a tiro de triple (17-20).
Y el triple marcó gran parte del segundo periodo. Una serie consecutiva de dos locales –ambos de Monaghan– y tres visitantes –Lakovic, Mazaira y Marc García– mantuvieron el duelo en un pañuelo, pero cuando parecía que el Leyma podía dar la vuelta a la tortilla llegaron un par de graves errores en el poste bajo que dieron a Mbaye la opción de anotar cómodamente. 
Ello, unido a los problemas en el rebote defensivo, reimpulsó al Barcelona, que retomó la ventaja de dobles dígitos, de nuevo con Peno al mando de las operaciones y gracias a un matazo de Mbaye tras rebote ofensivo (31-42). Dos libres de Olmos y un mate a la contra de Burjanadze rebajaron ligeramente el déficit al descanso (35-44).
Dos genialidades de Monagahan y una canasta de Burjanadze estrecharon de nuevo el cerco (43-46), pero una vez más Peno y los árbitros acudieron al rescate del filial, que, al igual que en el primer periodo, se encontró muy pronto con los tiros libres. Dos del base serbio dieron al Barça su máxima renta del encuentro (46-59). Y ahí apareció el orgullo herido y la garra local. Y la inexperiencia visitante.
Tal vez el Barça se vio ganador y su estrella Marc García –talentazo con, lamentablemente, tintes de prepotencia– ayudó a dilapidar la ventaja ‘pelándose’ varios triples sin sentido. Peña dio un paso adelante y Burjanadze le siguó para depositar a la ‘marea naranja’ a rebufo (57-61) al término del tercer corte.
La inercia se mantuvo en el inicio del cuarto, y un 2+1 de Peña otorgó al Leyma su primera ventaja del partido (64-63) cuando ya habían transcurrido 34 minutos y medio.
El dominicano siguió tirando del carro a ambos lados de la pista y, aunque el Barça continuó  sin soltar la goma –beneficiado ahora por varios errores en ataque de un desdibujado Zyle–, los locales llegaron a la hora de la verdad por delante. Dos libres de Monaghan sacaron de distancia a los de Julbe (75-71) a 27 segundos del final. En la siguiente jugada, Peña le colocó un brutal tapón a un Nedovic que no engañó al dominicano con una finta para buscar el triple.
Y así murió un partido cardiaco y nació un dulce sueño. El Leyma ya es equipo de playoffs y lo tiene de cara para afrontarlos con el factor cancha a favor, incluso en más de una ronda.

Comentarios