domingo 20.10.2019
baloncesto | leb oro

El Palma se impuso en Riazor ante un mermado Basquet Coruña

El Basquet Coruña cerró ayer una semana negativa, marcada por dos derrotas, la del martes en Sevilla ante el Betis y la de ayer en Riazor frente a Palma.

Pablo Ferreiro, con el balón, fue uno de los destacados del equipo de Aranzana  | pedro puig
Pablo Ferreiro, con el balón, fue uno de los destacados del equipo de Aranzana | pedro puig

El Basquet Coruña cerró ayer una semana negativa, marcada por dos derrotas, la del martes en Sevilla ante el Betis y la de ayer en Riazor frente a Palma.

El equipo naranja notó las ausencias por lesión de uno de sus jugadores más importantes, Zach Monaghan, y de otro que pretende también tener mucho protagonismo esta temporada, Quinton Stephens, y finalmente no pudo con los baleares en un partido muy igualado.

Y es que, al igual que el Basquet Coruña, Palma tiene un bloque muy prometedor, en el que todos juegan y todos anotan. Algo que le permitió llegar con opciones (que no desaprovechó) en los instantes decisivos.

Con la ausencia de Monaghan, fue Pablo Ferreiro el que salió en el cinco inicial. Y lo hizo muy bien, siendo el más valorado de su equipo (19), gracias a sus 14 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias. Entre los suplentes, el pívot Michael Uchendu (10 puntos, 9 rebotes y 18 de valoración) sustituyó con solvencia a Jonathan Araújo (16 puntos, 8 rebotes y 8 de valoración). Entre los dos tuvieron mucho trabajo con todo un coloso como Francisco Javier Guerra, el mejor del partido (23), que acabó con 18 puntos y siete rebotes. 

En el otro lado de la balanza, el Basquet Coruña echó de menos la aportación de Sergi Pino, que no estuvo inspirado (0/8 en tiros de dos y 0/3 en triples, con -4 de valoración). 

Ajustado
Pero, en definitiva, fue un encuentro muy disputado, ya desde el primer cuarto (23-22) y que llegó al descanso con un marcador también ajustado (44-40). Bajó algo el Basquet Coruña a nivel anotador (13-20) y Palma afrontó por delante los diez últimos minutos (57-60). Y, en el cuarto y definitivo, los baleares aguantaron y se hicieron con la victoria.

De esta manera, los naranjas encajan su primera derrota en Riazor. Así que el próximo sábado, en la pista del Prat (18.15 horas), intentarán inaugurar el casillero de triunfos a domicilio.

Comentarios