martes 20/10/20

“La palabra descenso no puede entrar en el vestuario, aterroriza”

FABRICIO AGOSTO- PORTERO DEL DEPORTIVO

 No hay futuro sin presente. Eso es lo que piensa Fabricio Agosto. Aunque desde hace tiempo se le pregunta por su contrato, que acaba en 2016, él ataja balones porque da prioridad a la permanencia del equipo en la élite. La palabra descenso le da miedo.

El guardameta da por “bueno” el empate en Valencia	javier alborés
El guardameta da por “bueno” el empate en Valencia javier alborés

redacción
a coruña

No hay futuro sin presente. Eso es lo que piensa Fabricio Agosto. Aunque desde hace tiempo se le pregunta por su contrato, que acaba en 2016, él ataja balones porque da prioridad a la permanencia del equipo en la élite. La palabra descenso le da miedo.
“Yo es que ni me planteo un descenso. Esa palabra no puede entrar en este vestuario. Me aterroriza la idea de un descenso. Hasta me da miedo pronunciarla. Cada uno de nosotros tenemos claro el objetivo y no podemos llegar a tal caso”, comentó el guardameta, que es hombre de club y sabedor de lo que necesita el Deportivo estar en Primera.
“Lo prioritario es salvarnos. Todo nuestro futuro está en esa salvación. Hay muchas cosas que el club no podría afrontar si nos vamos a Segunda. Hay que reducir la deuda cuanto antes y tenemos que darlo todo para conseguir el objetivo de salvarnos que es primordial”, opinó.
Fabricio cumple una vuelta completa bajo el arco. “Estoy contento de poder aportar mi granito de arena al equipo. Soy uno más y estoy encantado de poder ayudar. Lo que todos queremos es poder jugar, es lo que más nos gusta. Estamos encantados de la vida”, declaró.
El portero recordó el día de su reestreno como titular con el Deportivo en Primera. “Estaba con ganas de disfrutar, de hacerlo lo mejor posible y tranquilo porque había hecho todo lo posible para estar en las mejores condiciones. Encima, el equipo estuvo acertado y ganamos 3-0”, expuso.
En el último encuentro de la temporada, en cambio, el Deportivo fue frágil ante el Sevilla. “Creo que concedimos muchas facilidades, que fue uno de los partidos en los que más facilidades pudimos dar, en los que más fragilidad mostramos. Igual nos lanzamos demasiado a buscar el empate ante un rival con jugadores desequilibrantes y que nos hizo mucho daño. Pecamos un poco de no tener más tranquilidad y ser un equipo más equilibrado”, explicó.
Ante el Sevilla quedó claro que el Depor debe asumir menos riesgos. “Si no somos firmes atrás, da igual que metas tres como el otro día que encajas cuatro. Tenemos que ser más compactos y organizados”, señaló.
A vueltas con lo ocurrido en Riazor ante los andaluces dijo que al Depor le “pudo más el corazón que la cabeza”.
“Nos hizo mucho daño el segundo del Sevilla, nos fuimos a intentar empatar lo antes posible, atacamos, atacamos e igual nos descuidamos atrás. Pudimos ver el otro día que metimos tres goles y perdemos y en Almería, en cambio, nos faltó uno nada más y nos hubiésemos llevado tres puntos. El equipo lo da todo, a veces estamos más acertados, no estamos teniendo fortuna y los errores nos están costando mucho. A otros equipos no les están costando tanto. Nosotros los estamos pagando caro”, valoró.
En Valencia, firma el empate. “Un buen punto sería el de Mestalla, contra un gran rival, fuerte, con unas aspiraciones totalmente distintas a las nuestras. Creo que puntuar sería positivo”, argumentó.
Fabricio indicó que el Depor tiene que “hacer un partido perfecto para sacar un resultado positivo” en Mestalla. “Es un grandísimo rival que va a crecer mucho estos próximos años. Han invertido mucho en el club, han apostado por grandes jugadores y va a ir creciendo con el paso del tiempo y será uno de los próximos firmes candidatos a ganar el título de Liga”, manifestó.
A pesar de todo, el Depor puede dar la sorpresa como en la primera vuelta. “Podemos dar una segunda campanada, por qué no. Vamos a ir a competir, a intentar sacar los tres puntos, a hacer las cosas lo mejor posible, a estar con el mayor acierto posible, porque, si no, lo vamos a tener complicado. Tenemos que hacer un gran partido en ataque, defensa, a balón parado, sin conceder el más mínimo error. Hay que estar con la concentración a tope porque va a ser muy difícil”, explicó el portero.
Del Valencia dijo que “es un equipo fuerte en casa”. “Pero tenemos que poner todo de nuestra parte, incordiarles para que no le salgan las cosas ni estén cómodos y para que podamos sacarlo adelante”, declaró.
“Nuestra pelea está ahí cada semana y no puedes fallar ni conceder partidos ni puntos. Hay que seguir haciendo el trabajo que venimos haciendo. Esa va a ser la clave. No podemos tener miedo ni perder la cabeza. Tenemos que estar firmes en las decisiones que tomemos, en cómo plantear los partidos, estar unidos en cada decisión”, zanjó.

“La palabra descenso no puede entrar en el vestuario, aterroriza”
Comentarios