miércoles 21/10/20

Un ogro que no asusta tanto

 El Deportivo pone a prueba su progresión en las últimas jornadas y, sobre todo, en 2015, cuando ha encadenado una victoria y un empate, frente a un ‘ogro’ que, sin embargo, esta temporada asusta menos de lo habitual.

El Deportivo pone a prueba su progresión en las últimas jornadas y, sobre todo, en 2015, cuando ha encadenado una victoria y un empate, frente a un ‘ogro’ que, sin embargo, esta temporada asusta menos de lo habitual.
Con solo citar el nombre del adversario que esta tarde pisa el césped de Riazor, dan ganas de echarse a temblar. Sin embargo, los números dicen que el Barcelona de Luis Enrique es el equipo azulgrana menos temible de los últimos años, lo que, sin duda, abre una vía de esperanza para los deportivistas.
Cómo no, el conjunto catalán es, junto con el Real Madrid, uno de los principales aspirantes al título de Liga. La escuadra ‘culé’ ocupa el segundo puesto de la tabla, con un punto menos que el cuadro blanco. Pero la trayectoria del Barça en el presente curso no es ni mucho menos inmaculada. Ya son varios los traspiés que ha sufrido ante rivales de la zona baja de la clasificación. Además, su rendimiento baja cuando juega lejos del Camp Nou.
Los barcelonistas han vencido en cinco de los nueve encuentros que han disputado como visitantes, habiendo registrado ya cuatro pinchazos a domicilio, dos empates (en Málaga y Getafe) y dos derrotas (en casa del Real Madrid y de la Real Sociedad).
Además, en la Ciudad Condal sufrieron un inesperado descalabro con el Celta de Vigo (0-1), lo que eleva a tres el número de pinchazos que los azulgranas han sufrido en el presente curso liguero con adversarios de la zona baja de la clasificación (Getafe, Real Sociedad y Celta).
Tanto la falta de fiabilidad del Barcelona como visitante como su irregularidad ante rivales que están inmersos en la pelea por la permanencia suponen, para los coruñeses, dos buenos argumentos a los que agarrarse para soñar con la posibilidad de dar la campanada esta tarde.
El conjunto que dirige Víctor Fernández, por su parte, ha experimentado una clara mejoría en las últimas jornadas, lo que le ha permitido sumar siete de los doce últimos puntos en juego, con sus victorias frente al Elche (1-0) y el Athletic (1-0), la derrota ante el Villarreal (3-0) y el empate con el Levante (0-0).
Unos números que invitan aún más a la esperanza si tenemos en cuenta que, desde que arrancó 2015, los blanquiazules no conocen la derrota, puesto que suman una victoria frente al Athletic y el empate con el Levante, ni han recibido goles.
Precisamente, la solidez defensiva es el principal pilar sobre el que el cuadro herculino soporta casi todo su éxito.
El Depor ha dejado su portería a cero en un total de ocho ocasiones en las dieciocho jornadas celebradas hasta ahora, siete de ellas en los once últimos partidos, lo que convierte al cuadro blanquiazul en el segundo menos goleado de últimos tres meses con ocho tantos encajados. Solo superado por el Real Madrid, que ha recibido seis.
Con la evolución defensiva experimentada por el equipo de Víctor Fernández a medida que ha avanzado el campeonato, a los coruñeses tan solo les queda mejorar su puntería de cara a puerta para alcanzar el equilibrio y poder dar un salto de calidad en la clasificación.
Con solo trece goles a favor, el Depor es el tercer conjunto menos realizador del campeonato. Pero la llegada de futbolistas como Oriol Riera y Celso Borges debería servir al cuadro herculino para mejorar sus números en ataque en la segunda vuelta.
El costarricense no ha entrado en la convocatoria, puesto que todavía ni siquiera ha recibido el tránsfer para poder jugar con la camiseta blanquiazul. Sin embargo, Oriol Riera, que el pasado fin de semana se estrenó con sus primeros 33 minutos, apunta a la titularidad en lugar de Toché, que tan solo ha marcado dos goles en los quince encuentros que ha disputado (663  minutos).
Por otra parte, Víctor Fernández, se plantea reforzar el medio del campo frente al Barcelona con un trivote, alternativa que ha ensayado en las dos últimas sesiones de entrenamiento.
El aragonés probó el viernes con Medunjanin justo por delante de la defensa, y delante suyo Bergantiños y Juan Domínguez. El preparador trabajó ayer de nuevo con el trivote, aunque, en este caso, fue el Álex quien ocupó una demarcación un poco más atrasada, con el bosnio y ‘Juando’ por delante.
En el entrenamiento de ayer, Víctor se llevó aparte a trece futbolistas, por lo que parece que alberga ciertas dudas sobre el once que alineará. El técnico blanquiazul trabajó con el equipo titular del último partido (Fabricio; Juanfran, Lopo, Sidnei, Luisinho; Álex, Juan Domínguez; José Rodríguez, Cavaleiro, Cuenca; y Toché) además de con Medunjanin y Oriol Riera.

Comentarios