miércoles 20.11.2019

El Obradoiro continúa como ‘farolillo rojo’

El equipo compostelano no fue rival para un Baskonia que coge aire tras las derrotas ante el Madrid y el Olimpia Milano

El Obradoiro tan solo ha ganado dos encuentros en las ocho jornadas ligueras disputadas | XOÁN REY
El Obradoiro tan solo ha ganado dos encuentros en las ocho jornadas ligueras disputadas | XOÁN REY

El Baskonia venció en el Multiusos Fontes do Sar gracias a un buen baloncesto ofensivo y el liderazgo de Tornike Shengelia. Con este triunfo, el club vitoriano corrige una semana en la que ha sufrido dos derrotas, primero ante el Real Madrid en ACB y posteriormente en Euroliga en casa del Olimpia Milano. Mientras, el equipo compostelano permanece como ‘farolillo rojo’.

Shengelia incluso llegó a cerrar el primer periodo del partido con un triple desde campo propio, que dejaba la ventaja baskonista en cinco puntos (17-22), tras unos primeros diez minutos de ritmo alegre y meritorias acciones ofensivas.

La tónica no varió en el segundo cuarto, en el que el Obradoiro sí comenzó a acusar su falta de plantilla –mermada más si cabe con la baja de Kostas Vasileiadis– ante un rival que no levantaba el pie del acelerador y que llegó a disponer de diez tantos de diferencia durante este período.

No obstante, los locales, liderados por Dejan Kravic en esta primera mitad, consiguieron reponerse y seguir vivos al descanso, momento en el que el marcador reflejaba una ligera ventaja visitante: 36-43.

Un inicio eléctrico del Obradoiro en la reanudación dejó al equipo santiagués a tan solo un punto de la igualada (48-49), lo que hizo saltar las alarmas de un Baskonia que se enchufó de nuevo en el partido gracias a la energía de Patricio Garino y que se fue hasta los doce puntos de diferencia tras un parcial de 0-11 (48-60).

La misma ventaja presidía el marcador al término del tercer cuarto, cerrado con un triple de Matt Janning a segundos de la conclusión (59-71).

El comienzo del tercer acto amenazó con terminar pronto con las esperanzas de un Obradoiro que se vio quince puntos abajo tras un triple de Shengelia (61-76). Pero los locales, una vez más, se aferraron al partido y lograron un parcial de 8-2 para mantenerlo vivo a falta de seis minutos para el final (69-78).

Un creativo criterio arbitral a la hora de señalar las infracciones derivó en que, durante el resto del periodo, la mayoría de las acciones se resolviesen desde la línea de personal, donde Baskonia pudo apuntalar su ventaja y llegar a un plácido final de partido, resuelto con trece puntos de renta.

Comentarios