miércoles 12/8/20

A un mes del inicio, dudas con la mascarilla puesta

A pesar de los rebrotes, la organización de la ‘grande boucle’ mantiene el 29 de agosto como fecha de inicio de la carrera
La toma de temperatura antes de cada etapa es una de las partes del estricto protocolo sanitario bajo el que se celebra estos días la Vuelta a Burgos                                  | Santi Otero
La toma de temperatura antes de cada etapa es una de las partes del estricto protocolo sanitario bajo el que se celebra estos días la Vuelta a Burgos | Santi Otero

Con la mascarilla puesta, tomas de temperatura, aplicación de la distancia social y en medio de burbujas de seguridad, el pelotón mundial se encuentra a un mes de la salida del Tour de Francia. Las cifras de nuevos brotes de coronavirus son preocupantes y se siguen suspendiendo carreras. El ciclismo contiene la respiración con interrogantes. 

La disputa del Tour se convirtió desde el principio de la pandemia como un reto para salvar la temporada y al ciclismo de una debacle. Resta un mes exacto para la salida en Niza y se siguen suspendiendo carreras en catarata a la vez que el pelotón rueda, envuelto en estrictas medidas de seguridad sanitaria, por la provincia de Burgos, donde el Israel Start-Up nation salió con dos corredores menos por la relación de ambos con un compañero que sin estar en carrera dio positivo por Covid-19. 

Cuatro suspensiones
La UCI huele el peligro y ha supendido tres World Tour: GP de Quebec y Montreal (Canadá), Cyclassics de Hamburgo (Alemania) y Flecha de Heist (Bélgica), mientras que el Tour de Eurométropole (Bélgica) anunció ayer su cancelación. 

Mientras unos ruedan y otros suspenden carreras, la Milán-San Remo, primer monumento de la temporada previsto para el 8 de agosto, también se ha visto alterada por el virus y tendrá que modificar su trayecto, ya que varios alcaldes de la zona de Savona se han negado a que la ‘Classicissima’ pase por sus carreteras, por lo que pierde 127 kilómetros de su recorrido habitual. 

El ciclismo mira al día a día con preocupación. Las sensaciones son más optimistas y el calendario de momento se lleva a cabo después de su reestructuración y cancelaciones en marzo y abril. Este fin de semana será clave con las conclusiones que se puedan sacar en la Vuelta a Burgos. 

En Francia llega el primer examen serio, la Ruta de Occitania (1 a 4 de agosto), donde correrrán grandes estrellas como el colombiano Egan Bernal y el británico Chris Froome. En Italia, la Strade Bianche dará el pistoletazo de salida el sábado. Pruebas clave para determinar por dónde va a caminar el ciclismo en esta temporada tan atípica. 

Devi Sridhar, profesora y presidenta de Salud Pública Global en la Universidad de Edimburgo, afirma que celebrar el Tour “podría ser un desastre y lo más inteligente sería cancelarlo”, opinión avalada por otros expertos

Las cifras indican que el virus sigue dando guerra. La ilusión por el Tour permanece, pero el ciclismo sabe que su futuro depende de la situación sanitaria.

Comentarios