miércoles 5/8/20

Más de tres décadas recibiendo a los mejores

Si hay una prueba deportiva que se puede considerar una clásica de los últimos años en A Coruña esa es el Gran Premio Cantones de marcha.

La salida masculina de 2011, cuando la competición fue la final de la Challenge  | aec
La salida masculina de 2011, cuando la competición fue la final de la Challenge | aec

Si hay una prueba deportiva que se puede considerar una clásica de los últimos años en A Coruña esa es el Gran Premio Cantones de marcha. A lo largo de más de tres décadas. los aficionados al atletismo y al deporte en general han podido disfrutar con algunas de las más importantes figuras mundiales. Y lo podrán volver a hacer este sábado por la tarde, con motivo de la trigésimo segunda edición.

Todo empezó en 1987. Y ya desde el principio, la prueba contó con participantes de renombre: Maurizio Damilano, Daniel Plaza (campeón olímpico en Barcelona 92) o Valentín Massana fueron algunos de los triunfadores en un trazado que desde el primer momento gustó mucho a los atletas: completamente llano y a nivel del mar, ofrecía además una agradable climatología (en la mayoría de los casos).
La primera gran cita internacional que acogió Cantones fue la Copa de Europa de 1996. Y ganó uno de los mitos de la marcha de todos los tiempos, el polaco Robert Korzeniowski. Por aquellos años ya empezaba a despuntar uno de los grandes del atletismo español, Paquillo Fernánez, que se impuso en A Coruña en cinco ocasiones, la primera en 1999.


En 2002, el GP Cantones acogió el Campeonato de España y, al año siguiente, entraba en la Challenge Mundial, a la que todavía sigue perteneciendo. Años dorados que llegarían a su cima en 2006, cuando A Coruña acogió la Copa del Mundo. Aún quedaría un nuevo hito, celebrar la final de la Challenge en 2011.
También las grandes marchadoras han participado en Cantones. Destacar a la rusa Yelena Nikolayeva o a la española María Vasco... Sin olvidar a la china Liu Hong, que en 2015 batió el récord del mundo de 20 kilómetros en el trazado herculino.

Comentarios