domingo 20/9/20
POLIDEPORTIVO (F)

Marín, Beitia y Belmonte: tres campeonas que reivindican el deporte femenino

Carolina Marín, Mireia Belmonte  y Ruth Beitia  son las últimas españolas que con sus logros han reivindicado de forma arrolladora el papel de la mujer en el deporte.

La española Carolina Marín, que se ha proclamado este domingo campeona del mundo de bádminton al derrotar a la china Li Xuerui, número uno mundial, por 17-21, 21-17 y 21-18 en 78 minutos en la final individual femenina del torneo que se disputa e
La española Carolina Marín, que se ha proclamado este domingo campeona del mundo de bádminton al derrotar a la china Li Xuerui, número uno mundial, por 17-21, 21-17 y 21-18 en 78 minutos en la final individual femenina del torneo que se disputa e

Carolina Marín (campeona del mundo de bádminton), Mireia Belmonte (ganadora de seis medallas en los últimos europeos de natación) y Ruth Beitia (campeona de Europa de salto de altura), son las últimas españolas que con sus logros han reivindicado de forma arrolladora el papel de la mujer en el deporte.

"Carolina Marín representa la imagen de la fortaleza del deporte femenino", reivindicó la directora general de Deportes del CSD, Ana Muñoz, tras el triunfo de la jugadora onubense en la final del Campeonato del Mundo de bádminton, un hito que sitúa a Marín, de 21 años, como una de las referentes del deporte español.

Con su victoria sobre la china Xuerui Li, número uno del mundo, Carolina Marín derribó una muralla casi infranqueable para las jugadoras no asiáticas: sólo las danesas Lene Koppen (1977) y Camilla Martin (1999) lograron previamente un título mundial al que la española aspiraba como única europea en el Top-10.

Sin complejos, a pesar de que la campeona olímpica accedió a la final sin haber cedido ninguna manga, Carolina Marín se aferró al consejo de su entrenador, Fernando Rivas, e inició la conquista de la medalla de oro con una lucha infatigable "hasta el final" que premió al bádminton español, reducido a 7.000 licencias por los 100 millones contabilizados en China.

Campeona de Europa y del Mundo, ahora Marín perseguirá el ambicioso objetivo de arrebatar a Li el número uno y conquistar dentro de dos años en Río de Janeiro el oro olímpico.

Una aspiración que compartirá, entre otras, con la badalonesa Mireia Belmonte, quien hace unas semanas se confirmó en Berlín como una de las estrellas de la natación europea con la conquista de seis metales en los campeonatos continentales (oro en los 1.500 libre y los 200 mariposa, plata en los 800 libre y los 400 estilos y bronce en los 5 kilómetros en aguas abiertas y en los 400 libre).

También la selección dirigida por Miki Oca y capitaneada por Jennifer Pareja reclamó su supremacía al cosechar en Budapest el primer Campeonato de Europa en la historia del waterpolo femenino.

Un éxito que prorrogó los logrados en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 -cuando se alzaron con la medalla de plata-, y en el Mundial de Barcelona 2013 -cuando, como anfitrionas, se erigieron en la mejor selección del torneo-.

Ruth Beitia, infatigable en su regreso a la competición después de amagar la retirada, esgrimió en Zúrich un nuevo argumento para ser considerada la mejor atleta española de todos los tiempos, tras la conquista del título de campeona de Europa en salto de altura.

Superada la decepción del cuarto puesto obtenido en los JJ.OO. de Londres y corregida su decisión de jubilarse, la cántabra no renuncia a sus 35 años a engrosar un palmarés que ya suma once preseas internacionales -cuatro en este periodo suplementario-.

El obligado renacer del atletismo español estuvo liderado también en los pasados Campeonatos de Europa por la velocista Indira Terrero, bronce en los 400 metros lisos, y por Diana Martín, tercera en los 3.000 obstáculos mientras que, desde la piscina, Duane Da Rocha, Judit Ignacio y Jessica Vall, además de Melani Costa, se unen a la explosión del deporte femenino.

Una realidad de la que ya participa el equipo de natación sincronizada, que de manera asidua acude a las ceremonias de entrega de medallas de los campeonatos internacionales, y de la que espera participar en un futuro próximo la selección absoluta de fútbol, que en doce días podría confirmar su primera presencia en un Mundial.

El equipo liderado por Vero Boquete, quinta mejor jugadora de Europa según la UEFA, confía en tomar el relevo de las selecciones inferiores, que en los últimos meses se han proclamado subcampeonas del Mundo y de Europa en categorías Sub-17 y Sub-19.

Olvidar el triunfo en el pasado Campeonato de Europa, celebrado en Francia, y conquistar el título mundial es, en cambio, el reto de la selección de baloncesto, obligada a sobreponerse al adiós de Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, dos de las máximas referentes del deporte femenino en España.

Lucía Santiago Loira

Comentarios