martes 1/12/20

Marcos es la bomba

FÚTBOL TERCERA DIVISÓN

SILVA - BERGANTIÑOS: 1-0

El Silva, fiel a su estilo cuando juega como local, se bastó con una obra de arte de Marcos Gómez y el innegociable trabajo de los catorce futbolistas que pisaron el campo para ganar en un duelo crucial ante el Bergantiños y alejar los fantasmas del descenso. El gol tempranero jugó a su favor, pero los locales no se conformaron y contaron con las mejores oportunidades del encuentro. La victoria se antoja justa.
 

Cardelle (i) y Roberto Piñeiro pelean por un balón en el encuentro disputado ayer sobre el sintético de A Grela 1	pedro puig
Cardelle (i) y Roberto Piñeiro pelean por un balón en el encuentro disputado ayer sobre el sintético de A Grela 1 pedro puig

El Silva, fiel a su estilo cuando juega como local, se bastó con una obra de arte de Marcos Gómez y el innegociable trabajo de los catorce futbolistas que pisaron el campo para ganar en un duelo crucial ante el Bergantiños y alejar los fantasmas del descenso. El gol tempranero jugó a su favor, pero los locales no se conformaron y contaron con las mejores oportunidades del encuentro. La victoria se antoja justa.
Los nervios y la imperiosa necesidad de ganar atenazaron al Bergan desde el principio. Incapaz de generar peligro con el balón al pie y ayer inerte en la pelota parada, parece una sombra de aquel equipo –el mismo, pero sin Ekedi– que la pasada temporada coqueteó con la fase de ascenso hasta la última jornada. Hoy está en serios problemas para salvar la categoría. Con 12 puntos en juego se encuentra a siete de la permanencia que ahora mismo marca el Mugardos. El Silva, por su parte, tiene cinco de ventaja sobre el Órdenes y acaricia la salvación un año más.
Sin llegadas de peligro en los primeros 15 minutos de encuentro, el duelo se rompió en ese mismo momento con un lanzamiento de falta directa desde unos 30 metros. Marcos Gómez sacó la zurda a pasear, golpeó con el empeine y el esférico salió diparado como un obús que se coló por arriba y muy cerca del poste. Imparable.
El 1-0 sentó como una losa en el bando visitante y el Silva, que exprime las situaciones a balón parado como nadie, tuvo enseguida una nueva oportunidad para aumentar la renta. Fue en un libre indirecto de Marcos, especialista y omnipresente en la estrategia, que Miguel Muñoz cabeceó manso. Sin problemas para Cristopher.
Borja Facal, el mejor lateral derecho de la categoría –pueden decirlo bien alto sin miedo a equivocarse–, y Moreira, talento innegable y su socio en la banda, fueron casi los únicos que se salvaron de la quema. Forman un tándem muy peligroso en el carril del ‘ocho’ y dirigen tanto al Infantil A del club como a la Escuela de Tecnificación. Algo bueno tiene que salir de ahí.
Y por la derecha llegaron las primeras acciones de peligro del Bergan, un centro de Borja que no encontró rematador y un libre indirecto de Roberto Piñeiro que peinó Álex y Guillermo recogió con seguridad. También a balón parado, esta vez en un córner y de nuevo con el guante de Marcos como protagonista, rozó el Silva su segundo tanto: Diego Cuesta cabeceó picado y Cristopher despejó abajo en una gran intervención. Guille no quiso ser menos y reaccionó de manera brillante antes del descanso en un libre directo de Piñeiro que llevaba veneno tras ser desviado por la barrera.
Ya en el segundo acto y, cómo no, desde la esquina y con un envío teledirigido de Marcos, el Silva exigió la mejor versión de Cristopher en una doble ocasión de Cuesta y Callón. El Bergan dio entrada a Rubén Márquez y se pasó al 4-4-2. Ni así llegó a enlazar una jugada de verdadero peligro. El cuadro coruñés aprovechó los espacios y la inoperancia de los centrales Sergio y Padrón para contragolpear, pero no logró sentenciar. Marcos remató al palo e Iván Patiño se encontró con un rápido Cristopher en la salida. La expulsión de Michi inquietó al Silva y sacó de quicio a su entrenador, que acabó pidiendo la hora, pero el Bergan no hizo suficiente para empatar ni lo mereció.

Comentarios