viernes 15/1/21
FÚTBOL LFP AFE

La LFP y la AFE acuerdan un nuevo aplazamiento del juicio por la huelga

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han alcanzado un acuerdo para volver a aplazar el juicio sobre la convocatoria de huelga, que estaba previsto para este martes.

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales. EFE/Archivo
El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales. EFE/Archivo

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han alcanzado un acuerdo para volver a aplazar el juicio sobre la convocatoria de huelga, que estaba previsto para este martes.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) estaban citadas este martes para celebrar la vista correspondiente a la demanda que la patronal de clubes presentó por la convocatoria de huelga de los jugadores para el 16-17 de mayo, pese a que ésta no se realizó.

La vista fue fijada inicialmente para el 17 de junio, pero se aplazó hasta mañana después de que patronal y sindicato iniciaran una negociación que ha desembocado en este nuevo acuerdo para aplazar la vista en la Sala de lo social de la Audiencia Nacional, probablemente hasta después del verano.

La AFE convocó el paro en protesta por la aprobación del real decreto ley que regula desde mayo la venta centralizada de los derechos audiovisuales. El sindicato cree que la norma "no es justa" y que el Gobierno no debería haber regulado sin contar con los jugadores, a los que algunas cuestiones "dejan desprotegidos".

La Sala de lo social de la Audiencia Nacional evitó que la huelga se llevase a cabo al estimar, el pasado 14 de mayo, la petición de medida cautelar hecha por la Liga para que la penúltima jornada del campeonato en Primera y la número 38 en Segunda se celebraran en la fecha prevista.

La Liga denunció a la AFE por considerar "ilegal" su postura de hacer huelga, ya que no se ha incumplido el convenio colectivo, y porque en opinión de su presidente, Javier Tebas, fue un montaje con la Federación, que también se opone al real decreto ley.

Entre los motivos para conceder la suspensión cautelar pedida por la Liga, la sala entendió que algunos de los objetivos de la huelga "podrían tener por finalidad la modificación del convenio colectivo vigente, que regula expresamente el fondo de la AFE y el fondo de garantía salarial para asegurar el cobro de los futbolistas en los clubes morosos".

La Audiencia también señaló que de llevarse a cabo la huelga ésta impediría la conclusión del campeonato de Liga en las fechas previstas, lo que provocaría un "grave desorden organizativo".

Después del pronunciamiento de la Audiencia Nacional, la Federación levantó la suspensión de todas las competiciones a partir del 16 de mayo y la Liga se jugó con normalidad, pero el proceso judicial siguió su curso, a la vez que la AFE y la LFP iniciaron una mesa de diálogo.

A principios de este mes, los presidentes de la LFP y la AFE, Javier Tebas y Luis Rubiales, respectivamente, se refirieron a la negociación y el primero reconoció que se había avanzado en algunos temas, pero siempre dentro del ámbito de la negociación colectiva.

Rubiales consideró que hay reivindicaciones del sindicato de futbolistas que pueden ser "asumibles", aunque la AFE también ha propuesto algunas modificaciones legislativas que no están dentro del ámbito decisorio de la Liga, que prefiere derivar las decisiones hacia la negociación colectiva.

El Real Decreto Ley 5/2015, en vigor desde el pasado 2 de mayo, determina que un 1 por ciento de los ingresos obtenidos por la venta centralizada de los derechos audiovisuales del fútbol profesional se entregará a la Federación Española de Fútbol "como contribución solidaria al desarrollo del fútbol aficionado".

También señala que hasta un 0,5% se entregará al Consejo Superior de Deportes (CSD) "que lo destinará, en la cuantía y los términos que reglamentariamente se establezcan", entre otros conceptos, para "ayudas a las asociaciones o sindicatos de futbolistas, árbitros entrenadores y preparadores físicos, en función del número de licencias que ostente cada una en las categorías nacionales".

Comentarios