domingo 20.10.2019

La campeona no falla

IRLANDA 0 - 3 ESPAÑA

España sella su clasificación para la fase final del Europeo con un nuevo triunfo, esta vez ante Irlanda; la deportivista Teresa Abelleira volvió a jugar de titular y salió ovacionada por la grada

Las españolas se conjuran instantes antes de empezar el partido contra Irlanda disputado ayer en el estadio Verónica Boquete de San Lázaro | GONZALO SALGADO/FUTGAL
Las españolas se conjuran instantes antes de empezar el partido contra Irlanda disputado ayer en el estadio Verónica Boquete de San Lázaro | GONZALO SALGADO/FUTGAL

La campeona no falla. Es un equipo de carácter ganador, acostumbrado a las grandes citas. Y ayer, contra Irlanda, se jugaba el pase a la fase final del Europeo. Le valía el empate, pero salió a por todas y cumplió con los pronósticos. Claudia Pina, con un doblete, y la irlandesa Slattery, en propia meta, cerraron la clasificación de la Rojita para Escocia.


Pedro López, seleccionador nacional, alineó a las mejores, sin contemplaciones, no era un día para hacer pruebas. Volvieron al once la portera Cata Coll, la central Berta Pujadas, la mediocentro Anna Torrodá y la extremo derecha Eva Navarro, las cuatro suplentes el pasado sábado contra Hungría.


Repitió de inicio la deportivista Teresa Abelleira, titular en los tres partidos del torneo, como las indiscutibles Laia Aleixandri y Rosa Márquez. La centrocampista gallega empezó el partido en la posición de interior izquierda, su sitio en la selección, y jugó quince minutos de pivote antes de ser sustituida.


Teresa protagonizó la primera gran oportunidad de la Rojita. La capitana blanquiazul se sacó de la chistera una brillante asistencia de cuchara por encima de las centrales que levantó a la grada del estadio Verónica Boquete de San Lázaro. No aprovechó el regalo Candela Andújar, que empaló la pelota aprovechando el bote y estrelló su violento remate en el larguero.


La barcelonista Candela fue una de las más activas en la primera mitad y lo volvió a intentar con un disparo desde fuera del área. También lo probaron desde la lejanía Torrodá y Claudia Pina, sin éxito.


No volvió a fallar Pina, la goleadora del torneo, que ante Hungría anotó cuatro tantos y ayer desatascó el partido cuando su equipo más lo necesitaba. La delantera abrió el marcador con un cabezazo en el segundo palo tras un centro bombeado de Eva Navarro desde la banda derecha en el minuto 27.


Aprovechó la inercia del 0-1 la Rojita y amplió la cuenta cumplida la media hora. Y otra vez con las mismas protagonistas. Asistió Navarro y culminó Pina, primero en semifallo y a la segunda a la red con la portera irlandesa ya batida.

Pudo caer el tercero de la Rojita, pero la central McGovern salvó bajo palos un remate a placer de Navarro tras un grave error en la salida de la portera.


Y el 0-3 cayó ya en la segunda mitad en otra acción de Eva desde la banda derecha. La extremo diestra del Levante centró desde la derecha y la irlandesa Slattery despejó en su propia portería.


No necesitó más la selección española, un equipo con hechuras de campeón, porque lo es, formado por una generación que es la gran esperanza del fútbol femenino en nuestro país.


Lo disfrutó Santiago y la grada correspondió con una sonora ovación a las dos jugadoras más queridas, Teresa y Claudia, cuando fueron sustituidas. Hasta la próxima.

Comentarios