jueves 22/10/20

El keniano Hosea Kiplimo se lleva el triunfo y bate el récord de la prueba

Con un tiempo de una hora, dos minutos y 30 segundos, el africano fue el más rápido, mientras que la extremeña Mónica Gutiérrez ganó en mujeres

Los tres primeros con el presidente de la FGA, Isidoro Hornillos, y con el concejal Juan Borrego  | quintana
Los tres primeros con el presidente de la FGA, Isidoro Hornillos, y con el concejal Juan Borrego | quintana

En una mañana marcada por las ráfagas de viento, el fondista keniano Hosea Kiplimo no solo se proclamó campeón de la duodécima edición de la Meda Maratón Coruña21, sino que además batió el récord de la prueba. El antiguo registro estaba en una hora, dos minutos y 57 segundos. Y el nuevo se sitúa bastante por debajo (una hora, dos minutos y 30 segundos).

Es más, el segundo clasificado, Vestus Cheboi, también hubiera batido el récord, si no llega a ser porque su compatriota fue más rápido. Acabó en 1h.02:44. Completó el triplete keniano Edwin Kipruto, ya muy alejado del dúo de cabeza con 1h.05:30.

A continuación acabaron dos atletas marroquíes, que no pudieron seguir el fuerte ritmo  de los que pisaron el podio. Así, a más de un minuto del tercero entró en la meta Jaouad Chemlal (1h.06:33).

Más emocionante fue la pelea por la quinta plaza, que finalmente fue para Hicham Oualla (1h.07:43), por delante del primer español y gallego de la prueba, Manuel Hurtado (1h.07:54).

Con respecto a la competición femenina, la victoria correspondió a la atleta extremeña Mónica Gutiérrez.

Gran carrera de la de Zafra, con un meritorio decimosexto puesto de la clasificación absoluta. Su tiempo fue de una hora, trece minutos y 37 segundos.

Por ello, no resultó extraño que no tuviera problemas para hacerse con la primera posición. Hubo que esperar casi cuatro minutos para ver cruzar la meta a la segunda clasificada, la marroquí Asmae Ghizlane (1h.17:32).

La portuguesa Marisa Barros cerró el podio femenino de la media maratón, con 1h.18:09.

La mejor gallega fue la aresana Paula Mayobre, que finalizó en la quinta plaza.

Comentarios