martes 20/10/20

Javier Tebas, el ‘halcón’ del fútbol profesional

El presidente de la Liga Nacional de Fútbol tiene una enorme de influencia sobre los clubes, sobre todo para la mayoría de los ‘pequeños’, que se han convertido en su escudo ante Madrid y Barça

23 enero 2020 / 26 abril 2020 página 60
Javier Tebas, President of La Liga, talks during the presentation of a report on football consumption in bars in Spain at La Liga building on January 22, 2020, in Madrid, Spain.


22/01/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, ha conseguido que la patronal sea una máquina de hacer dinero y que los clubes le sean leales | efe

Se habla en el capital de España, epicentro del poder del deporte del balompié, que Javier Tebas se convirtió en el ‘halcón’ del fútbol, que no se mueve nada en el fútbol profesional sin que él tenga conocimiento. Incluso llega a mediar cuando surge conflictos entre clubes. ¿Cuál es su clave? Tener el control absoluto de la Liga y de los derechos de televisión y patrocinios. El dinero, otra vez, es la varita mágica que mueve voluntades.

Su conexión con el fútbol comienza cuando es elegido presidente de la SD Huesca en 1993, cargo que abandonó en 1998. Su gestión destacó por el ascenso a Segunda División B y la profesionalización de las estructuras del club.

A través de su despacho asesoró en 1998 al carismático presentador argentino Marcelo Tinelli en la compra del Badajoz. Cuando Tinelli abandonó el proyecto en el año 2000, quedó al frente de la institución pacense durante dos años hasta venderla en 2002 al empresario portugués Antonio Barradas.​

Su llegada a la Liga

Fue elegido por primera vez vicepresidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional en el año 2001, como representante del Badajoz. Pese a que algunos le han señalado como responsable de la desaparición del club, la misma se produjo diez años después de su salida y durante su gestión no aumentaron las deudas contraídas, según se publicó en la Wikipedia.

En 2003 fue elegido representante del G-30, grupo que englobaba a treinta clubes de Primera y Segunda División para la negociación conjunta de sus derechos audiovisuales en busca de un reparto más equitativo.

La verdad que Tebas lo consiguió. El fútbol profesional antes de aquella etapa estaba tremendamente dividido, ya que los grandes como el Real Madrid y Barcelona, junto Atlético de Madrid y Barcelona, se llevaban el mejor trozo de la tarta televisiva y los demás las migajas.

El presidente de la Liga contó ahí con la fuerza de los más pequeños, que hicieron un frente común contra el poder de los clubes más ricos, que hasta la fecha negociaban sus propios contratos de televisión y sacaban unos dividendos que los demás jamás podrían alcanzar ni en sueños.

De hecho el Real Madrid, con el apoyo de unos pocos, quiso cargarse al dirigente de la Liga, pero fue imposible. La patronal había tomado el mando y se decidió negociar de forma conjunta, ya que de los contrario se rompía la baraja. Los movimientos de Javier Tebas habían funcionado

A partir de entonces, los derechos televisivos serían negociados en conjunto y el reparto se haría, según el peso de cada club dependiendo de los baremos aprobados en el seno de la propia competición.

Tebas cada vez se hizo más fuerte desde la vicepresidencia, ya que profesionalmente también mantenía abierto su despacho de abogado que se encargaba a su vez de asesorar a todos aquellos clubes que se lo requerían, que salvo los grandes eran todos los demás.

Asesor de clubes

Tanto es así que elaboraba informes concursales, incluso participó en el del Deportivo en el último año como presidente de Lendoiro, que acabó en un fiasco. El despacho lo lleva a día de hoy su hijo, que también asesora curiosamente al Fuenlabrada.

Javier Tebas siempre acogió con los brazos abiertos a todos los presidentes que buscan un acercamiento a él. Todavía está fresco el episodio de cuando Tino Fernández, nada más acceder a la presidencia del Depor, se deja aconsejar por el presidente de la Liga y decide cerrar la grada de los Riazor Blues, tras la muerte de Jimmy en los aledaños del Vicente Calderón.

También le gusta repartir cargos a los que consideran sus “embajador en Latinoamerica” como Augusto César Lendoiro, que lo nombró asesor y luego le retiró su cargo por sus desavenencias con Tino.

Son pinceladas de su poder, pero también es cierto que la Liga de Fútbol Profesional ha sufrido una transformación increíble y que Tebas la convirtió en una máquina de recaudar sin límites. Negocia derechos de imagen, contratos de televisión, patrocinios, etc. Es su fuerza y aquellos clubes que no protestan reciben buenos dividendos si se mantienen fieles a su mandato. l

Javier Tebas, el ‘halcón’ del fútbol profesional
Comentarios