lunes 24.02.2020

Islas desafortunadas

 

TENERIFE 5 - 3  DEPORTIVO

El Deportivo Abanca hace aguas en Tenerife y encaja una ‘manita’ ante un viejo conocido, el Granadilla, que en agosto ya le había propinado una sonora goleada en el Teresa Herrera

 

Islas desafortunadas

El Deportivo Abanca se dio un baño de realidad en las islas (des)afortunadas. Cayó con todo el equipo ante un Granadilla que le tiene tomada la medida. El mismo equipo que en agostó goleó a las blanquiazules en Riazor y en septiembre rascó un empate de Abegondo, golpeó ayer hasta cinco veces con especial protagonismo para dos de sus delanteras: Martín Prieto y Mari Jose.

Se trata de la cuarta derrota en la temporada para el equipo coruñés, todas fuera de casa, y curiosamente contra los cuatro primeros clasificados de la pasada campaña: Atlético, Barcelona, Levante y Granadilla.

Manu Sánchez realizó tres cambios respecto a la victoria de la pasada semana contra el Betis (3-1): Misa relevó a Sullastres en la portería; Laura entró en el centro de la defensa, desplazando a Nuria al banquillo y reubicando a Noelia Villegas al lateral zurdo, y Teresa recuperó la titularidad en el lugar de Kika.

Imparable Martín Prieto

El ajuste en defensa no le sentó precisamente bien al Depor, que sufrió para contener a Martín Prieto. La potente delantera fue un incordio constante en los balones al espacio. Ni Laura ni María lograron sujetarla y la ‘nueve’ protagonizó las mejores ocasiones de su equipo en 20 minutos de asedio.

Respondió al duelo una inspirada Misa con cuatro buenas paradas y en un choque del que salieron mal paradas, aunque sin mayores consecuencias. No pudo hacer nada la guardameta, sin embargo, ante un cabezazo de Poljak en el segundo palo tras una rosca perfecta de Pisco desde la izquierda.

Desbordado, el equipo blanquiazul apenas había pisado campo rival cumplido el ecuador de la primera mitad. Y cuando lo hizo no llegó a combinar con criterio. El Granadilla se volvió a mostrar como ese equipo muy físico e intenso que goleó al Depor en el último Trofeo Teresa Herrera.

Respiró el Depor con un fogonazo de Athenea. No necesita entrar mucho en juego la delantera cántabra para marcar las diferencias. Pasada la media hora desbordó por la banda izquierda a Jujuba, llegó hasta la línea de fondo y asistió atrás para la llegada de Maya, que definió totalmente sola. Es el segundo gol de la japonesa esta campaña.

El empate fue un espejismo porque el Granadilla volvió a inquietar solo un minuto después con un disparo de Silvia Doblado desde la frontal del área que se estrelló en el larguero y luego votó sobre la misma línea. Las locales pidieron que el gol subiese al marcador, pero la colegiada no cedió ante la presión ambiental.

La segunda mitad empezó como lo había hecho la primera, con un balón al espacio para Martín Prieto y que volvió a que desbaratar Misa. En campo contrario avisó Peke, pero Aline salvó la papeleta. De área a área, otra vez se coló la ‘nueve’ local entre las centrales, aunque esta vez no llegó a rematar, pero sí lo hizo involuntariamente Noelia Villegas en su propia portería.

Locura anotadora

El 2-1 levantó a la grada local y a su equipo, aceleró el partido y otros cuatro goles subieron al marcador en solo diez minutos. Mari Jose, carácter y talento, firmo el tercero y el cuarto en dos jugadas calcadas. El primero, con un remate de espuela, y el segundo, de picadita. Los dos contaron con la colaboración y pasividad de la defensa blanquiazul.

Se levantó el Depor, que nunca tira la toalla, con un testarazo de María Méndez tras un libre indirecto de Teresa, pero volvió a golpear el Granadilla con el tercero de Mari Jose, también de cabeza. No dejó de creer el cuadro coruñés y Kika apretó de nuevo el marcador con un precioso golpeo de interior tras un envío de Cris desde la banda derecha.

Los últimos minutos con más corazón que cabeza, fueron un quiero y no puedo. El Depor, que la semana pasada celebró su permanencia, vuelve a la realidad, otra vez contra el Granadilla.

Comentarios