domingo 22.09.2019

Inicio de reconquista

En el estreno de la temporada 19-20 el Deportivo aspira a los tres primeros puntos de una campaña en la que ansía el regreso a Primera; Anquela debuta en el banco de Riazor ante ‘su’ Oviedo

Inicio de reconquista

Con ánimos renovados para levantarse cuanto antes de un mazazo moral considerable tras quedarse a un tanto del ascenso en el playoff del pasado ejercicio 18-19, el RC Deportivo abre el curso esta tarde en el estadio de Riazor.

Los caprichos de la competición han dictaminado que sea el Oviedo el primer rival para calibrar el potencial real de una escuadra inacabada hasta el cierre del mercado a inicios de septiembre, dirigida por un Juan Antonio Anquela que en su estreno oficial se medirá a su exequipo del año anterior —fue relevado por Sergio Egea en la recta final de Liga en en banquillo del Tartiere—.

Con más hombres que nombres, la plantilla herculina se ha conjurado para unirse en los malos momentos y de este modo poder suplir las eventuales carencias individuales.

Después de la marcha de hombres decisivos en la columna vertebral del equipo como Domingos Duarte, Pablo Marí, Edu Expósito, Fede Cartabia, Quique González o Carlos Fernández, el director deportivo Carmelo del Pozo se ha visto obligado que remodelar su plantel con futbolistas capaces de estar a la altura.

No en vano, el Depor presenta nueve caras nuevas respecto a la campaña 18-19 —cinco de ellas estarán presentes en el once—, a falta de que pueda concretarse algún movimiento más, siempre y cuando Diego Rolan abandone la entidad de la Plaza de Pontevedra y de este modo desbloquee la nómina económica deportivista.

Después de una pretemporada satisfactoria, con solo dos empates y ninguna derrota en seis compromisos amistosos, el preparador Juan Antonio Anquela seguirá confiando en la base del equipo que doblegó al Betis en el trofeo Teresa Herrera.

Así, siempre con Dani Giménez bajo palos, el eje de la retaguardia estará integrado por Lampropoulos y Somma, flanqueados por Bóveda en la derecha y Diego Caballo en la izquierda.

En la sala de máquinas blanquiazul Álex Bergantiños será el encargado del trabajo sucio, liberando a su compañero Gaku Shibasaki, que gozará de más libertad para la elaboración.

Por delante del doble pivote, Borja Galán podrá dar rienda suelta a su fantasía en el costado diestro, mientras que el siniestro le corresponderá a un hombre polivalente como Borja Valle, llamado a marcar las diferencias este año.

En el puesto de enganche la zurda mágica de Ager Aketxe será la encargada de imponer su visión y pegada, fundamental también para el juego a balón parado, intentando conectar con el costamarfileño Koné, un ‘9’ de sobrada calidad que le ha ganado la partida a Christian Santos en el choque inaugural de Liga.

El entrenador deportivista ha barajado también un sistema alternativo 4-4-2, en el que el mayor damnificado sería Aketxe, que dejaría su puesto al citado delantero centro venezolano.

En el banquillo de la suplencia el Depor reservará pólvora e incluso han tenido cabida en la convocatoria los últimos recién llegados, Peru Nolaskoain y Samuele Longo, que apenas se ha ejercitado una vez con sus compañeros en Abegondo.

No obstante, de la citación oficial de 20 hombres se caerán por necesidad dos, por lo que Anquela tendrá que efectuar una nueva criba —Pedro Sánchez se quedó fuera por sanción—.

El Oviedo, con problemas burocráticos para inscribir a jugadores como el exdeportivista Alejandro Arribas, pierde por lesión a Viti, Joselu y Lucas. Además, Jimmy causará baja por sanción.

Acompañado por algo más de un millar de seguidores, se afanará por arañar algún punto en un estadio en donde el ejercicio anterior cayó por un abultado marcador de 4-0.

Comentarios