jueves 22/10/20

Imola acoge a la élite, y no habrá pruebas sub-23 ni junior

Participarán los dos protagonistas del Tour, los eslovenos Roglic y Pogacar
El joven corredor defenderá, en esta ocasión, los colores de su país en la prueba en línea             | efe
El joven corredor defenderá, en esta ocasión, los colores de su país en la prueba en línea | efe

Desde mañana hasta el domingo se llevarán a cabo en el circuito de Imola los Campeonatos del Mundo de ciclismo, una cita comprimida a solo las pruebas élite por la pandemia y a la que se llega directamente del Tour de Francia que ha encumbrado al joven esloveno Tadej Pogacar. 

El corredor del UAE que dirige el español Joxean Fernández ‘Matxin’ es uno de los inscritos en estos Mundiales, aunque solo en la prueba en línea y no en la contrarreloj, en la que hubiese sido uno de los grandes candidatos, y hasta el principal favorito, tras la exhibición del sábado hacia La Planche des Belles Filles. 

Ocurre lo mismo con su compatriota Primoz Roglic, quien a última hora se quedó sin la gloria a la que le parecía destinada cediendo en la que, a priori, era su gran baza: la lucha contra el crono. Para la que tampoco se ha inscrito en Imola. 

Los dos eslovenos son dos de los grandes nombres esperados en unos Mundiales que iban a ser en Suiza, en Aigle-Martigny, durante toda la semana pero que, como tantas cosas, ha obligado a cambiar la aparición del nuevo coronavirus en el mundo. 

Así, el programa, sin pruebas sub-23 ni junior ni la crono mixta por equipos, novedad del año pasado en Yorkshire (Reino Unido), se queda en las cuatro carreras elite, las cronos y las carreras en línea, tanto en mujeres como en hombres. 

Si las pruebas masculinas llegan sin descanso del Tour de Francia, las femeninas lo hacen desde el Giro de Italia, donde quedó descartada por una caída la holandesa Annemiek van Vleuten, vigente campeona mundial en línea, la corredora más fuerte del momento y flamante fichaje del Movistar para 2021. 

Aunque las neerlandesas seguirán siendo las grandes favoritas a seguir dominando una carrera en línea en la que encadenan tres oros. Para la CRI también apuntan al podio, si bien la estadounidense Chloé Digert ya las ganó en 2019 y este año también se la considera con muchas opciones. 

Para las pruebas masculinas, a la espera de la digestión del triunfo de Pogacar, el Tour ha dejado claros candidatos: el belga Wout van Aert y el hoandés Tom Dumoulin, dos de los damnificados por la derrota de su líder Roglic en la Grande Bouclé. Ambos para las dos pruebas, si bien ‘Dumo’ más para la crono y Van Aert para la de línea. 

El francés Julian Alaphilippe, el polaco Michal Kwiatkowski y el suizo Marc Hirschi también suenan con fuerza para una más que exigente prueba en línea 259,2 kilómetros con un desnivel positivo de casi 5.000 metros acumulados en las nueve vueltas a un circuito con dos subidas, Mazzolano y Cima Galisterna).

Comentarios