domingo 29/11/20

Igualdad máxima en Bilbao

Los ‘atléticos’ empataron en todas las facetas del juego y con goles, ambos en la primera parte, de Iker Muniain para los vascos y Diego Costa para los visitantes, en un partido muy serio y táctico
Los jugadores del Athletic de Bilbao y del Atlético de Madrid pelean un balón aéreo durante el partido | EFE
Los jugadores del Athletic de Bilbao y del Atlético de Madrid pelean un balón aéreo durante el partido | EFE

Athletic Club y Atlético de Madrid empataron en San Mamés. Un resultado que refleja con claridad y justicia lo sucedido sobre el terreno de juego, pero que no deja contento a ninguno de los dos equipos, que necesitaban sumar tres puntos para enfilar como querían sus respectivos objetivos, el de alcanzar los puesto de Liga de Campeones, el visitante, y los de Europa League, el local. 

Fuera de esas posiciones, los de Gaizka Garitano y los de Diego Pablo Simeone al menos salen satisfechos de sumar en un partido a priori de los complicados para ambos. 

Muniain adelantó al Athletic, en el minuto 37, finalizando una gran combinación de todo su equipo que inició precisamente él. El capitán superó la marca de Thomas Partuy para rematar con el exterior de su pierna derecha, cerca del punto de penalti del área colchonera, un centro desde la izquierda de Yuri Berchiche. 

Dos minutos después, Diego Costa batió a Unai Simón tras aprovechar un pase interior de Koke en una jugada iniciada en un error en la salida del balón de Yeray, quien también se quedó después de la línea del fuera de juego. 

Arrancó mejor el Atlético, con el once esperado tanto en los nombres como en las posiciones; mientras que en el Athletic sí presentaba la sorpresas de la titularidad de Unai López en lugar de Vesga y con Williams, y no Raúl García como se esperaba, de delantero centro. 

Avisaron los colchoneros con un cabezazo desviado en el minuto 6 de Giménez, a centro de Koke en saque de falta lejana, aunque en fuera de juego. 

Una posición ilegal que evitó Carrasco seis minutos después en una diagonal en la que recibió un excelente servicio de Llorente. El belga se plantó ante un Simón que había perdido pie, pero su remate cruzado acabó demasiado desviado. 

Muniain, clave
Fue asentándose el Athletic con Muniain de jefe de maniobras y Unai López ayudándole a sus espaldas, y, pasado el ecuador del primer tiempo, empezaron a llegar las ocasiones locales. 

El propio Muniain, a centro de Yuri desde la izquierda, finalizó una preciosa combinación. El propio capitán rojiblanco había iniciado la jugada con un caracoleo entre líneas que empezó a desordenar la defensa colchonera. 

Le duró poco la alegría al Athletic, ya que Diego Costa empató a los dos minutos. El brasileño mandó a la red una jugada con dos errores de Yeray, en la salida del balón y al hacer la línea del fuera de juego, una recuperación de Saúl y un gran pase de Koke al ariete hispano-brasileño. Un disparo de Carrasco al lateral de la red, tras una jugada hasta la línea de fondo de Llorente, dejó equilibrado también en el capítulo de ocasiones de gol para el descanso. 

En la segunda mitad se intensificaron las llegadas y las jugadas prometedores pero sin buen final. Entre ellas, un cabezazo fuera en el primer palo de Costa tras un córner botado por Koke; y la más clara, un violento disparo de Yuri al lateral tras llegar por la izquierda después de ganar la espalda de la defensa rival habilitado por un gran pase de Williams. 

Llegada la hora del partido, un hecho hasta ahora excepcional pero que apunta a habitual en la era coronavirus: cinco cambios a la vez, tres del Atlético y dos del Athletic. 

Apuraron los dos equipos para sumar tres puntos que necesitaban, más el Athletic, en sus respectivos objetivos europeos, pero el choque no dio para más y, ya con los diez cambios posibles realizados, acabó con una igualada que reflejó con claridad lo ocurrido sobre el césped.

Comentarios