miércoles 21/10/20

Hasta la próxima, Mauro

“Inolvidable homenaje. Os quiero amigos”. Así se ha despedido Mauro Silva de la afición del Deportivo tras el reconocimiento que esta le brindó en el descanso del encuentro del sábado en el estadio de Riazor ante el Málaga.

Tuvo palabras especiales para el delegado del equipo, Barritos, que le acompañó en el homenaje del sábado en el césped de Riazor | quintana
Tuvo palabras especiales para el delegado del equipo, Barritos, que le acompañó en el homenaje del sábado en el césped de Riazor | quintana

“Inolvidable homenaje. Os quiero amigos”. Así se ha despedido Mauro Silva de la afición del Deportivo tras el reconocimiento que esta le brindó en el descanso del encuentro del sábado en el estadio de Riazor ante el Málaga. El exjugador blanquiazul no había pisado el césped del coliseo blanquiazul desde que se retiró en el último partido de la temporada 2004-05, ante el Mallorca en ese mismo escenario.

Aquel fue su encuentro oficial 459 con la elástica blanquiazul, la única que vistió en Europa el excentrocampista del Depor, que participó en los seis títulos que lucen en las vitrinas de la entidad coruñesa. Además de la Liga, las dos Copas del Rey y las tres Supercopas como blanquiazul, Mauro Silva se proclamó campeón del mundo con Brasil en 1994.

En las redes sociales, el exfutbolista del Deportivo publicó varios textos y fotos de su paso por A Coruña y otros lugares de Galicia. Hacía un decenio que no visitaba la ciudad herculina.

Mauro se refirió al homenaje que le ofreció la afición deportivista como “emotivo”. Los Riazor Blues le dedicaron una pancarta en gallego: ‘Grazas por facernos eternos’. El ‘Mauro, Mauro, Silva, Silva’ volvió a sonar en el estadio coruñés como en las mejores tardes del brasileño en la década de los noventa y el primer lustro de la pasada.

En noviembre del año pasado, esa misma afición le eligió como el mejor futbolista de los que han pasado por el club en sus 110 años de historia.

“Ser elegido por los aficionados del Deportivo el mejor jugador de la historia del club me llena de orgullo. Jamás podré agradecer tanto cariño. No tengo palabras para agradecer tanto reconocimiento”, escribió Mauro a sus seguidores.

En su vuelta a Galicia se reencontró con muchos de los que le acompañaron en su etapa en el Deportivo. A Coruña fue su casa durante trece años. “Soy un coruñés y un deportivista más”, dijo esta semana cuando clausuró el campus que lleva su nombre desde hace 18 años.

Homenaje a ‘Barritos’
Entre esas personas que compartieron muchos momentos con Mauro está el actual delegado del Deportivo, Juan Ángel Barros Botana, que ya formaba parte del club cuando el brasileño fue incorporado en 1992. Para ‘Barritos’, el exfutbolista del Depor tuvo palabras especiales.

“Me gustaría hacer un homenaje a Juan Ángel Barros Botana, más conocido como ‘Barritos’. por su dedicación total al Real Club Deportivo como delegado durante 26 años. Aunque su trabajo no llame tanto la atención como el de los futbolistas, no podéis imaginar la cantidad de problemas que él soluciona todos los días. Realiza con maestría una labor imprescindible para el club. Y para mí Barritos es más que un amigo. Es un hermano al que quiero muchísimo”, confesó Mauro.

Reencuentros
Además, se emocionó al reencontrarse con Juan Francisco Hermida, el masajista del Deportivo desde la temporada 1969-70. “Qué alegría verte. Gracias por todo amigo. Que todo te vaya muy bien”, deseó el exfutbolista.

Con todo, tal y como el propio Mauro confesó en la zona mixta del estadio de Riazor, el momento más emotivo de su paso por A Coruña lo vivió con el que fue su primer entrenador den el Depor, casi como un padre para él, Arsenio, con el que quedó para comer. Allá donde vaya, Mauro seguirá representando al club en el que desarrolló casi toda su carrera. l

Comentarios