viernes 27/11/20

La grada se olvida de los fantasmas de la crisis

Victoria plácida en una tarde de fútbol y goles en Riazor

Día feliz para la grada
Día feliz para la grada

El Abanca-Riazor volvió a presenciar una victoria, después de la lograda ante el Zaragoza en la 18ª jornada 


(3-1) el pasado 16 de diciembre. Un triunfo contra el Albacete (2-0) que vale más de tres puntos, pues los blanquiazules suben a la tercera plaza y ganan el golaverage particular a su oponente.

La grada, que mostró un buen aspecto, con más de 16.000 espectadores, tuvo que lidiar con la lluvia. que estuvo presente casi toda la contienda, en ocasiones con especial virulencia. 

Aún no estaban todos los seguidores ubicados en sus localidades cuando Fede Cartabia marcaba de falta para festejo de una hinchada con ganas de celebrar goles, después de tres jornadas en las que los blanquiazules no lograban ver puerta. 

Un tanto de bella factura, tras el que el argentino se giraba para mostrar su dorsal. Una tarde de dulce para el de Bombal, que solo se empañaba justo tras su diana. Tomeu Nadal se quedaba conmocionado, tras golpearse la nariz contra el palo, tratando de atajar el disparo de Cartabia. Era atendido y finalmente podía continuar, lo que el respetable celebraba con una ovación.
En el descanso, de nuevo sonaba ‘Stamp of the Ground’ y las linternas de los móviles recordaban aquel apagón en el Depor-Osasuna del curso 2016-17. La fiesta se completaba con el tanto de Borja Valle, otro ídolo de la afición. Un gol que rubricaba un triunfo que aleja fantasmas de crisis.

Comentarios