domingo 20.10.2019

Fracaso deportivo, caída presupuestaria e incertidumbre

Los ingresos de la entidad deportivista se verán mermados en más de 15 millones de euros respecto a la temporada actual

 

foto: Cesar Cebolla / ALFAQUI
foto: Cesar Cebolla / ALFAQUI

El Deportivo ha fracasado en su regreso a Segunda División, en la que partía como favorito al ascenso directo, acabó entrando de rebote en la promoción y fue eliminado en el partido de vuelta del playoff ante el Mallorca (3-0) tras haber dilapidado tras viajar a Palma con dos goles de ventaja.


El fracaso deportivo tiene consecuencias económicas para la entidad blanquiazul, que verá reducido drásticamente su presupuesto.


El equipo previó esta campaña unos ingresos de más de 42 millones de euros para intentar ascender a Primera División, de los que 6,72 correspondían a traspasos, y estimaba un beneficio de 5,7 millones de euros a la conclusión del ejercicio 2018-19, lo que supondría un incremento del 138,3 % respecto al anterior.


De haber afrontado esta temporada en Segunda como uno de los que más capacidad de ingresos tenía y el tercer tope salarial (solo superado por Málaga y la UD Las Palmas), el Deportivo pasará a una posición bastante más modesta el próximo curso por lo que pierde de la ayuda al descenso.

Una reducción, superior a los 15 millones de euros, a la que ya aludió el actual presidente del Deportivo, Paco Zas, cuando presentó su candidatura a dirigir el club en mayo: “Todo el deportivismo tiene que saber que en apenas un mes podemos pasar a un presupuesto estimado de 65 millones -de euros- (en Primera División) a uno de 16 (en Segunda División)”.


Al final, pasará a gestionar la cantidad más baja después de que el proyecto deportivo fallara en la segunda oportunidad que tuvo para lograr el ascenso a través de la promoción.


No obstante, el presupuesto no es garantía de éxito, tal y como ha quedado demostrado las dos últimas temporadas, en las que ninguno de los recién descendidos fueron capaces de regresar a la máxima categoría en su primer intento. El Mallorca lo logró con un tope de unos siete millones de euros, así que el ascenso no tiene relación directa con la situación económica de cada club, aunque, evidentemente, ayude.


Además de la configuración de la plantilla, el Deportivo tendrá que destinar parte de sus ingresos a seguir reduciendo la deuda, aunque en Segunda División el calendario de pagos sea algo más flexible que en la élite. El ascenso es muy necesario para la salud económica.


Decisiones en frío
A la conclusión del partido con el Mallorca, Paco Zas abogó por “no tomar decisiones en caliente” después de haberse quedado a las puertas del ascenso. El dirigente envió “un mensaje de tranquilidad”.


“Ha sido un golpe duro, todos esperábamos que fuera un gran día, es una situación dificilísima para todos, pero vamos a afrontarla con calma, sin tomar decisiones en caliente”, señaló a los periodistas.

Una de las decisiones que debe adoptar será la del encargado del banquillo, ya que José Luis Martí tenía la continuidad asegurada en caso de ascenso, pero este se frustró en el último partido de la temporada, por lo que habrá que negociar. Antes del partido de Mallorca, sin embargo, el presidente indicó en una entrevista a El Larguero que “en principio” Martí iba a seguir al frente de la plantilla pasara lo que pasara en Mallorca. El director Deportivo, Carmelo del Pozo, tiene previsto dar una rueda de prensa esta semana para analizar la temporada.

Martí, déja vù
El entrenador del Deportivo se quedó sin ascenso a Primera División por segunda vez en su carrera en los banquillos por un gol. El todavía preparador blanquiazul vivió un ‘déjà vu’ esta temporada, ya que repitió la historia de la campaña 2016-17, entonces con el Tenerife.


En aquella ocasión, Martí superó en la primera eliminatoria al Cádiz y, en la segunda y definitiva, tras haberse impuesto en el partido de ida (1-0) frente al Getafe, se quedó sin ascenso en el de vuelta al caer 3-1 en el Coliseum Alfonso Pérez. En esa cita, el Getafe le había dado la vuelta a la eliminatoria en 12 minutos, los insulares marcaron en el 17 (les valía) y en el 36 Pacheco puso el 3-1. Quedaban 54 minutos, pero el Tenerife no logró volver a marcar.

Fue eliminado por un gol y lo mismo le sucedió el domingo al Deportivo del técnico balear, que tras haber logrado meter al equipo en la promoción de ascenso, algo que se antojaba complicado cuando cogió las riendas del plantel, se quedó con la miel en los labios por segunda vez como entrenador (sí lo logró como jugador).

Jugadores
Además, varios jugadores de la plantillaw acabarán sus contratos con el Deportivo esta semana y la plantilla tendrá que ser remodelada para buscar el ascenso.

Comentarios