miércoles 08.04.2020

Fernando Vidal: “Mi primera decisión fue revocar el error que cometí con Vázquez en 2014”

El presidente blanquiazul, junto a sus consejeros durante la visita a nuestro diario  | quintana
El presidente blanquiazul, junto a sus consejeros durante la visita a nuestro diario | quintana

El presidente del Deportivo, Fernando Vidal, visitó ayer la redacción de este diario acompañado por los consejeros Miguel Otero, Ricardo González y Federico García Poncet. 

Han hecho muchísimo en poco tiempo, pero a la vez, todavía no han logrado nada.

Así es, porque venimos de una situación muy complicada y sigue siéndolo. Aunque, en un caso hipotético, salgamos del descenso en las próximas semanas, tenemos que ganar un montón de partidos para lograr la salvación. No hay nada hecho, hemos dado grandes pasos, no solo a nivel deportivo, sino también en esa comunión tan necesaria entre nuestra afición y el equipo, y eso significa que todos juntos podemos conseguir muchísimas cosas y vamos a conseguirlas, creo. Ahora, estamos en una dinámica buena y tenemos que ganar el mayor número de partidos posibles hasta final de temporada para poder estar tranquilos cuanto antes.

A ningún guionista se le habría ocurrido un inicio mejor para su mandato.

Sí, esta es la magia del fútbol, pero igual que los planetas se alinearon en contra con lo anterior, porque cuando acabó el partido del playoff con el Mallorca, nadie se habría imaginado que en diciembre estaríamos últimos, desahuciados y con un pie en Segunda B.

¿Le parece increíble que ahora la gente se ha ilusionado hasta el punto de que incluso hay quien debate sobre pelear por otros objetivos?

Sí, pero es que es parte de este negocio. Pienso que tenemos que ser muy realistas con dónde estamos, de dónde venimos, para no repetir errores del pasado. Creo que, ahora mismo, el objetivo es salvar la temporada, un objetivo que hace cuatro semanas parecía imposible pero que ahora se ve factible, al menos estamos en la pelea. El domingo, incluso en un momento de la jornada, cuando faltaban dos partidos, estábamos fuera del descenso. Estamos ahí, el equipo, con los refuerzos, va a ganar competitividad y ahora incluso otros querrían estar en nuestro lugar porque es un equipo emergente, que estamos todos remando en el mismo sentido y es el camino para conseguir primero la salvación, y después, otros objetivos en el futuro.

El objetivo es salvar la temporada, hace cuatro semanas parecía imposible

¿Tenía claro el fichaje de Fernando Vázquez desde antes de asumir la presidencia?

Mucho antes. Tenía claro que era la situación idónea para una persona como Fernando. Lo pensaba en octubre, en noviembre y la pena es no haber podido empezar un poco antes porque igual habríamos evitado los problemas que ahora nos urgen en la plantilla y a nivel deportivo, pero vino cuando vino, las cosas son las que son y cuando tengo la suerte de trabajar con dos personas que, además son amigos, como Fernando y Richard (Barral), estoy súper cómodo.

Ha empleado varias veces la palabra magia, que tan bien define al técnico de Castrofeito por la reacción que ha conseguido en la plantilla.

Recuerdo un titular sobre él diciendo que era Harry Potter. Creo mucho en el positivismo, cuando te rodeas de gente muy positiva, y Fernando y los consejeros son muy positivos, ese halo existe. No es una cuestión de suerte, sino también de otros factores. Tomar decisiones que salgan bien, aunque mañana puede que esto se tuerza de nuevo con dos resultados malos, porque es fútbol, así que hay que disfrutar el momento bueno, estamos en puestos de descenso, va a ser muy difícil y hay que luchar los partidos que nos quedan y vamos a pelar para lograr la salvación lo antes posible.

¿Se ve que ahora hay un plan en el terreno de juego?

Hasta que lo vea en números no lo creeré, porque llevo muchos años vinculado al deporte y hay muchas sorpresas en todo momento, pero sobre todo lo que veo es orden. Fernando da ese orden al equipo. Él tiene claro cómo tiene que jugar ahora y dónde estamos. Yo lo hablé con los jugadores el día que fui a Abegondo, que tienen que tener claro dónde están metidos, que esto es un gran club, de los grandes de España, una camiseta que pesa y un escudo que pesa, y hay que defenderlos, y el que no valga para esto es mejor que se marche. Es importante que todos sepamos cuál es nuestra historia y qué supone estar en el Deportivo. El Depor no es un club cualquiera de Segunda División.

A los que fueron a Riazor el domingo les quedó claro que no es un club cualquiera.

Es que casi 25.000 personas en un partido de Segunda... que se lo digan a muchos equipos de Primera División. La gente ha respondido, y si hay un buen resultado en Albacete, yo creo que también va a haber una muy buena entrada contra Las Palmas. Nosotros tenemos que ganarnos a la gente también, con juego y con que la entrega sea máxima. Hay que aplaudir a esa afición porque cuando hubo el descenso en 2011, que la gente aplaudiera a un equipo que había descendido, se te pone la piel de gallina porque eso solo lo vi en el campo de Osasuna.

¿Qué ha cambiado para que Fernando Vázquez fuera destituido en 2014 y ahora diga que es la persona idónea para el equipo?

Con Fernando conseguimos el ascenso a Primera División, después hubo unas circunstancias entre las dos partes, las declaraciones no fueron el motivo, quizá sí la gota que colmó el vaso, pero había una serie de desencuentros que explicados por Fernando los pude entender, pero aquel Consejo tomamos la decisión de manera unánime de cesarlo. Me di cuenta de que nos habíamos equivocado en cuanto llegué a casa, y me sentía responsable, primero porque era su amigo y, en segundo lugar, porque desde mi posición creo que pude haber hecho algo más para evitarlo. Me arrepentí y es una espina que tengo clavada en el corazón. De hecho, llamé a Fernando justo después de la rueda de prensa de Víctor Fernández. Eso quiere decir la gran relación que tengo con él. Me encantaría que fuera la persona que acabara con nosotros.

Fernando da orden al equipo, tiene claro cómo hay que jugar y dónde estamos

¿La destitución del técnico coruñés fue la causa de su desencuentro con Tino Fernández?

No, en aquel momento fue una decisión unánime del Consejo. Llevábamos poco tiempo en el cargo, cuando uno entra nuevo en un club como el Deportivo, con la repercusión mediática que tiene, puede cometer errores, nosotros lo cometimos y hay que asumirlo. Me suelo equivocar, intento que sea lo menos posible, pero me equivoco porque tomo decisiones, pero es una lección, por eso, mi primera decisión deportiva es revocar ese error que cometí en 2014.

Quizá fue un fallo propio de alguien que se estrenaba en un cargo.

Mis errores posteriores fueron menores e intento evitar que los que me rodean cometan errores de principiantes, aunque algunos de mis compañeros ya han estado en clubes de fútbol. Ahora intento mantener la frialdad en mis decisiones.

¿Cómo vio a la plantilla el día que visitó Abegondo?

Me encontré un vestuario animado porque Fernando da alegría, el vestuario estaba alegre, contento. Imagino que un mes antes sería diferente, pero me encontré un vestuario enchufado. Vi que había jugadores un poco inquietos porque a lo mejor tienen que salir en el mercado de invierno, pero hay positivismo en todo esto.

¿Siente que la gente de la calle está ilusionada?

Muchísima gente que no conozco se dirige a mí para darme las gracias. Nosotros no esperamos nada de esto, solo dejar un Deportivo mucho mejor del que hemos heredado, Los tres pilares fundamentales para mí son el área social, el área deportiva y el área económica. Si consigo eso, podré dormir tranquilo, si luego viene otro y lo destroza... pero al menos que nosotros lo hayamos dejado bien. Nos vamos a dedicar todos en cuerpo y alma a que la gente se sienta orgullosa del Deportivo.

¿A Sabin Merino ya le habían seguido durante la etapa en la que Richard Barral fue director deportivo? 

Sí, es un jugador que ya antes de marcharnos lo valoramos. Se consigue gracias a la buena relación de Richard con su agente y sobre todo con el Leganés, porque este jugador viene en propiedad y gratis y creo que es un gran fichaje, además es joven. En algunas cosas se me parece un poco a Aduriz. Que en un momento del partido aparece. Tiene buen golpeo con las dos piernas, va extraordinariamente bien de cabeza y es un jugador de futuro. Para ese proyecto para el próximo año, tener los dos puntas amarrados es la leche.

No podíamos permitir, por respeto a él, que estuviera

El pasado viernes, el club destituyó a Carmelo del Pozo, contratado por Tino Fernández en mayo de 2018 y que se mantuvo como director deportivo con Paco Zas.

¿La salida de Carmelo fue amistosa?

Sí, totalmente. Creo que es un tema entendible por su parte y la nuestra. No podíamos permitir, por respeto también a Carmelo, que estuviera en el club sin funciones. Hemos llegado a un acuerdo razonable, él ha puesto todas las posibilidades del mundo.

¿Y la destitución de Luis César?

A él le han condicionado los resultados.

Con Del Pozo llegó Ángel Becerra.

Ya no es un cargo de tan alta dirección, no es un tema tan urgente, así que lo analizaremos en su momento.

Los cuatro triunfos seguidos y el debut de Çolak y Merino con gol habrán provocado un efecto contagio.

Interno y externo. El hecho de que haya mejorado el rendimiento de la plantilla viene dado también por eso, porque los jugadores piensan ‘aquí van a venir jugadores y tengo que enchufarme’. El equipo tenía más fútbol del que ha demostrado. Esta no es una plantilla para ir de último ni mucho menos. No digo para playoff, pero sí para estar cerca, más arriba de lo que ha estado. Las dinámicas negativas son difíciles reconducirlas.

Hasta Gaku Shibasaki ha empezado a jugar bien.

Es buen jugador y, acompañado de buenos futbolistas a su lado, es mejor jugador cada día.

La vuelta de Pablito y la de Celso sería doble noticia feliz

Está pendiente de seguir reforzando el equipo, tanto para salvarse como para poner los cimientos de la plantilla del siguiente curso.

¿Es importante trabajar con la base del equipo del año que viene para estar entre los 14 que aspiran a los 6 primeros?

Por supuesto. Yo siempre digo que el próximo año los que han descendido este año tienen una segunda bala por el seguro del descenso, más los tres que bajan, son seis y, si logramos que el Almería ascienda, que va a tener dinero, es uno menos en la pomada. A ver qué pasa. Yo creo que si esto va adelante con normalidad, con el plan de viabilidad de Abanca, vamos a estar ahí y yo creo que seríamos un serio aspirante al playoff. 

¿Cómo está lo de Borges e Insua?

Con esos jugadores hay acuerdo, quieren venir, los agentes están trabajando con los clubes de procedencia y ahí es complicado, ya no depende del Deportivo ni de los jugadores. Con Celso hablé el sábado, fue titular y eso no nos beneficia mucho, y el domingo Insua jugó unos minutillos, pero tiene muchas ganas de venir y me haría mucha ilusión. Que Pablito vuelva al Deportivo y que Celso también sería doble noticia feliz. Creo que nos iban a aportar mucho, muchísimo.

Solo esperamos dejar un Deportivo mucho mejor del que hemos heredado

¿Y las salidas?

Ya iremos dejando hueco y encajando todo. Confío plenamente en la labor de Richard (Barral) a la hora de colocar jugadores. Intentaremos que, si hay que hacer rescisiones, sean las menos posibles porque no son buenas para la imagen del club ni de los jugadores, pero si hay jugadores que no van a tener minutos, lo normal es buscar una salida deportiva y, en último término, rescindir contrato. Intentaremos que eso no pase. 

¿Qué pasa con Uche Agbo?

Tiene una característica (en su corazón) que requiere pruebas especiales y la doctora que las hace en Coruña estaba en un congreso, llegaba hoy (por ayer) y le van a hacer la prueba. Si todo está normal tendrá que desvincularse del Braga definitivamente y venir para Coruña y firmar.

¿Qué hay con Hugo Vallejo?

Un jugador de banda, muy jovencito, que nos interesa, pero no tenemos nada con él. 

¿Cuántos fichajes habrá, ocho, nueve...?

Reforzaremos lo que creemos que tenemos que reforzar. El Deportivo tiene un problema de salida de bandas, no las tiene. Ni buenas ni malas, es que no las tiene. Para equilibrar la plantilla tienen que venir jugadores de esas posiciones. Harían falta dos jugadores ahí. Para que el míster maneje otras opciones, porque no siempre vas a jugar con defensa de tres, que es un recurso cuando no tienes bandas. Decidir, decide el míster cómo mueve las fichas.

Comentarios